Mercedes Cantalapiedra: "La Cultura es un bien universal, es un error creer que la ha inventado la izquierda"

Mercedes Cantalapiedra aparece a la hora convenida en la puerta del Hotel Colón Plaza. Una inequívoca pátina de vitalidad y alegría cubre su gesto en esta otoñal tarde vallisoletana. Desde hace tiempo busca en todo lo que  hace la excelencia, dar lo mejor que tiene. La felicidad la encuentra en la familia. Es directa, trasparente y muy amable. Siempre se ha comprometido con la inmediatez de la vida diaria de la ciudad donde vive y está orgullosa de que el Laboratorio de las Artes de Valladolid (LAVA) forme parte del corazón de la cultura de esta ciudad. Ella tiene parte de culpa.

 

PREGUNTA.- ¿Qué o quién le llevó a la política?   

RESPUESTA.- Bueno, es una historia curiosa, mi padre fue el primer alcalde de la democracia en el pueblo donde yo he vivido, Mojados, durante 17 años. A todos los hermanos y más  en concreto a  mi hermano Javier,  siempre le ha gustado la política. En mi casa siempre se ha hablado “de la cosa pública”  con muchísimo cariño y muchísimo respeto. Puede que ellos me inocularan el virus de la política, yo soy la pequeña de todos los hermanos. Pero sin lugar a dudas, mi mentor fue, nadie lo puede olvidar, Javier León de la Riva.

 

P.-  ¿Cuál es el rasgo que más le gusta del otro?

R.- La lealtad.

 

P.-  ¿Y el  que más deplora?

R.- La traición.

 

P.-   ¿Cuál es su película favorita?

R.- Hace unos años vi en la SEMINCI, una película de Isabel Coixet, donde la protagonista es  Juliette Binoche que me impactó muchísimo “Nadie quiere la noche”, y precisamente,  este verano he pasado por un proceso de salud un poco complicado y las noches eran difíciles, y siempre recordaba esa película. La historia se sitúa en el Polo Norte… aparece una mujer muy vitalista y un poco egoísta se va a buscar a su marido y atraviesa multitud de vicisitudes. Y se da cuenta, es consciente, de que muchas veces la altivez no te sirve de nada porque te tienes que adaptar a las circunstancias. Las noches agravan las situaciones… y claro he pasado por esa situación y he empatizado con la protagonista.

 

P.- ¿Qué libro está leyendo actualmente?

R.-  La octava vida de la escritora georgiana Nino Harataschwili, repasa la historia de la desaparecida Unión  Soviética a través de la crónica de seis generaciones con sus intrigas, desafíos, aventuras, desventuras…

 

P.- ¿Cuál es la palabra que más oye en su vida diaria?

R.- Deslealtad, pactos, traición,  mentiras…

 

P.-  ¿Qué suceso histórico valora más?

R.-  La Transición.

 

P.- ¿Qué canción escogería como autorretrato?

R.-  Soy una romántica, me gustan mucho las canciones de los ochenta. Me quedo, si tengo que mencionar una, con alguna de Los Secretos.

 

P.- ¿Qué echa de menos cuando no está  en Valladolid?

R.- Valladolid, mi casa, mi hogar.

 

P.-  ¿Qué aborrece del mundo de la cultura?

R.- Pues mira, la cultura es un bien universal, es todos. Lo que más aborrezco de la cultura es que hay determinados colectivos y determinados partidos políticos que se quieren adueñar de ella. La cultura no es de izquierdas ni derechas. Yo esto lo he vivido en primera  persona en mi etapa en el Ayuntamiento. Creen algunos que la cultura la han inventado los partidos de izquierda y eso es un gran error y una gran mentira.

 

P.- Qué quería ser de pequeña.

R.-  Yo me criÉ en los fogones de mi madre, con unos olores maravillosos, me gusta cocinar, no lo hago mal, mi madre me enseñó y recuerdo que yo siempre decía que quería tener un restaurante, de hecho mi padre decía, tú cuando seas mayor tienes que poner un restaurante. 

 

P.-  Un personaje histórico con el que le gustaría tomar un café.

R.- La reina Sofía.

 

P.-  ¿Cuándo y dónde fue más feliz?   

R.-  Puedo decir que he tenido una vida muy plena, la verdad es que no me puedo quejar, tanto a nivel profesional como a nivel personal mi vida ha sido feliz. No tengo ningún momento en especial, toda mi vida podría decir.

 

P.-   ¿Cuál es su mayor extravagancia?

R.- Soy muy normal, no tengo extravagancias, la verdad.

 

P.- Si pudiera elegir cómo reencarnarse, ¿qué cosa/animal/persona sería?

R.-  Me gustaría… en lo que soy.

 

P.- ¿Cuál es su lema?

R.-  No hay que rendirse antes las adversidades, hay que luchar.

 

P.- ¿Qué es lo que más valora de sus amigos?

R.- El cariño.

 

P.- ¿Dónde le gustaría vivir?

R.-  En Valladolid y en Mojados.

 

P.- ¿Cuál es su estado de ánimo actual?

R.- Expectante e ilusionante. Empiezo una nueva trayectoria profesional que me lleva hacia lo desconocido…

 

P.- ¿Cuál es su mayor pesar?

R.- La pérdida de mis padres.

 

P.- ¿Cuándo se deja de ser joven?

R.- Cuando pierdes la ilusión.

 

P.- ¿Cuál considera su mayor logro?

R.-  A nivel personal, formar la familia que tengo. Y a nivel profesional haber creado en su día la concejalía de Comercio y Turismo. Y por supuesto la creación del Laboratorio de las Artes de Valladolid (LAVA), un proyecto en un espacio de la ciudad deteriorado y se ha convertido con el tiempo en unos de los centros de cultura referentes en España.

 

P.-  ¿En qué está volcada ahora?

R.- Voy a  Madrid a recoger el acta de senadora… proyecto que me apasiona y voy a dar lo mejor de mí misma y no defraudar a los que me han elegido.

 

P.- Dígame una frase típica de su madre y otra suya. 

R.- Mi madre tenía muchas frases típicas…”para qué más día de fiesta” cuando algo se la estropeaba. Y mi padre tenía otra “Todo tiene remedio menos la muerte”.  

Y mía… No tengo una frase que me defina.

 

P.- ¿A qué tiene miedo?

R.- A la enfermedad.  

       

 

 

 

Comentarios

Benton 02/12/2019 16:40 #1
La cultura es universal pero, en este país, la derecha ha hecho poco por favorecerla y sí por censurarla. Lo que no quita para que haya grandísimos exponentes en ambos lados.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: