Mercadillo solidario del Banco del Tiempo para Red Íncola

El Banco del Tiempo del Ayuntamiento de Valladolid organiza este sábado, 4 de marzo en el Centro Cívico La Victoria, un mercadillo solidario con objetos que han sido donados por la Policía Municipal y por los socios del Banco del Tiempo.


 

En el mercadillo se podrán adquirir todo tipo de objetos como ropa, juguetes, libros, accesorios de vestir, utensilios del hogar, etc. La recaudación irá destinada al proyecto de personas sin hogar de la Fundación Red Íncola.

 

Esta actividad solidaria, que se podrá disfrutar el sábado de 11 a 13 horas y 17 a 19 horas, se une a las otras campañas de recogida de móviles y gafas usadas con las que el Banco del Tiempo recauda fondos para distintas ONG de la capital.

 

En la Junta de Gobierno celebrada ayer en el Consistorio se aprobó la prórroga del contrato por un año para la gestión de este organismo a la empresa Vallaocio. S.L., con una consignación presupuestaria que asciende a 31.944 euros.

 

Banco del Tiempo

 

El Banco del Tiempo, es un proyecto de intercambios de conocimientos, servicios y habilidades con el tiempo como moneda de cambio en el que todos los servicios tienen el mismo valor, que es el tiempo que tardan en llevar a cabo.

 

La ayuda mutua, la cooperación, la igualdad y la solidaridad son algunos de los valores de este proyecto municipal con once años de existencia en el que todo el mundo tiene algo que ofrecer y también reconocer una necesidad en algún momento.

 

El Banco del Tiempo cuenta con un total de seiscientos socios desde su creación (29 son personas inmigrantes), de los cuales 56 se han hecho socios en 2016. En este mismo año se han realizado 930 intercambios de un total de 8.950 desde su creación. Así mismo, cuenta con catorce asociaciones inscritas. En base a esta trayectoria, el contrato de gestión del Banco del Tiempo llevada a cabo por la empresa Vallaocio, ha sido prorrogado por un año más, con una duración hasta febrero de 2018.

 

Los seiscientos socios que participan en este proyecto intercambian multitud de servicios, desde charlas en idiomas, a clases particulares para niños, pasando por el aprendizaje de informática, pequeñas reparaciones en el hogar o cuidado de personas mayores.

 

Este proyecto municipal cuenta además con actividades de dinamización y también participa y organiza actividades benéficas en las que se pone de manifiesto que Valladolid es una ciudad abierta y solidaria.

Noticias relacionadas