Menos coches vendidos pero más recaudación: por qué el cambio de gustos llena las arcas de Hacienda

Los ingresos por impuesto de matriculación se disparan un 25% por las mayores ventas de los 'todocamino'. Hacienda ingresa 50 millones más aunque se venden menos coches

El primer cuatrimestre del año ha empezado con noticias contradictorias para el mercado del automóvil. Tras alcanzar buenas cifras en 2018, el comienzo de 2019 está siendo muy negativo en los concesionarios. De hecho, marcas, fabricantes y profesionales alertan sobre una importante merma de las ventas de hasta 30.000 coches menos en solo cuatro meses.

 

Sin embargo, las cifras de la recaudación tributaria, lo que ingresa Hacienda por la venta de coches, han aumentado de manera notable. Hasta el mes de abril, el impuesto por matriculación de vehículos ha recaudado casi 198 millones de euros por los 148 del mismo período del año pasado. Y eso a pesar de que se matricularon más de 452.000 coches, por los 416.000 de este año. Pero, ¿qué explicación tiene esto?

 

Pues la respuesta está en el cambio de tendencia en el mercado. Desde hace año los reyes de las ventas son los SUV, coches que a pesar de su eficiencia, suelen entrar en un tramo superior de esta tasa por su nivel de potencia y emisiones, y tienen un mayor precio. A ello se une que los consumidores están eligiendo modelos de gasolina tras las dudas sobre el diésel, pero se ha demostrado, ya con datos, que emiten más CO2 y que, en consecuencia, pagan más impuestos.

 

Según los datos publicados por la Agencia Tributaria, hasta abril la cuota media por esta tasa que pagó cada consumidor al adquirir un vehículo se situó en 475 euros, un 45% de subida respecto a los 327 euros que se abonaron de media en el primer cuatrimestre de 2018. El precio medio de los vehículos adquiridos en lo que va de ejercicio, impuesto incluido, fue de 17.583 euros, un 3,8% más, al tiempo que las emisiones medias de CO2 de los vehículos comprados subieron cinco gramos, hasta 122 gramos por kilómetro. Menos coches, pero más caros y de un tramo superior de impuesto, igual a más ingresos para Hacienda.