Mejora insuficiente del Unión Arroyo

Javi Cabezas protege el balón ante el Xove. SERGIO SANZ

Los de Félix Martínez perdieron en casa ante el líder, el Albense, por 1-4 en un partido con poco acierto y varios fallos claves.

La situación era complicada para el Unión Arroyo, que llegó a la cuarta jornada sin puntuar y recibió al Albense, líder de este Grupo I de Segunda B. La doble dificultad no fue impedimente, ya que, pese al resultado en contra (1-4), el conjunto vallisoletano dio muestras de mejoría.

 

Una mejora que no valió para sumar los primeros puntos, pero sí para planta a un rival que lo ha ganado todo hasta el momento. De hecho, el inicio del Arroyo invitó a pensar que podía estrenar su casillero. Varias ocasiones precedieron a una jugada importante, en la que los árbitros anularon un gol a Fran por una dudosa falta.

 

Del posible 1-0 se pasó al 0-1. Un fallo en la marca cuando Arroyo presionó arriba sirvió al Albense para sacar el balón jugado, llegar a la portería local e inaugurar el marcador. El gol sentó mal a los de Félix Martínez, que estuvieron ausentes varios minutos.

 

Por si fuera poco, el equipo charro consiguió ampliar la ventaja antes de llegar al descanso, en una jugada de córner que acabó en el 0-2. Pero el descanso le sentó bien a los blanquillos, que regresaron con ganas del vestuario. Así, Mario metió un peligroso balón al segundo palo y un defensa lo envió a su propia portería.

 

Con el 1-2 hubo partido y la afición local creyó en la remontada. Finalmente, su gozo quedó en el pozo, ya que de nuevo dos errores terminaron en los últimos goles visitantes. El primero, tras un fallo en la elaboración desde atrás; y el segundo, después de otro fallo de ajuste en la presión. Arroyo lo intentó con portero-jugador, pero el 1-4 no se movió del marcador y los puntos volaron a Alba de Tormes.

 

"Hemos estado mejor que otros días, metidos en el partido y teniendo más ocasiones. Albense no fue tan superior como otras veces", dijo Félix tras el encuentro. Pero al entrenador le preocupa las desconexiones de su equipo tras recibir gol: "Si no nos salen las cosas y la gente se viene abajo, es complicado. Es el principio y hay que salir adelante".

 

La derrota mantiene al conjunto vallisoletano en la última posición con cero puntos. En la próxima jornada se desplazará para visitar al Cidade de Narón, que cayó en esta por 2-0 frente al Atlético Benavente. Dura salida para jugar en la pista del equipo menos goleado de la categoría (9), junto a. Zamora.