Cyl dots mini

Medio millar de personas celebran la diversidad sexual en Valladolid y reclaman la tramitación de la ley regional

Sofocante calor, ambiente festivo y muchos jóvenes en la manifestación por el Día del Orgullo LGTBI.

Desde que en 1969 la comunidad homosexual de Nueva York organizase diferentes movilizaciones de repulsa por las redadas policiales que tuvieron lugar en el pub Stonewall de Greenwich Village, el movimiento LGTBI ha evolucionado muchísimo. Este viernes se cumplían 50 años de aquellos hechos, y el Orgullo es ya una reivindicación completamente global de la que Valladolid también forma parte.

 

Alrededor de 500 personas se han dado cita en la Manifestación del Orgullo LGTBI bajo el lema ‘Mayores sin armarios’, que reclama de una vez la tramitación de la Ley Regional de Diversidad Sexual. Hasta siete organizaciones han participado en la marcha: Fundación Triángulo, Valladolid Diversa y ATC Rainbow, -ya habituales otros años-, y también Movimiento Contra la Intolerancia, Dialogasex, Confederación Colegas y el Consejo Local de la Juventud.

 

No ha faltado tampoco la representación institucional de la mano de la concejala de Educación, Infancia e Igualdad, Victoria Soto, o la de miembros de la comunidad universitaria, como la catedrática de Derecho Mercantil Marina Sáenz. Y con ellas, muchísimos jóvenes, un hecho que deja claro que las nuevas generaciones tienen una conciencia avanzada de lo que supone la diversidad sexual.

 

Bajo un intensísimo calor y ritmos de batucada, la manifestación ha salido desde la plaza de Fuente Dorada, y ha terminado su recorrido en la explanada de San Benito. Allí, la actuación orquesta Anarcoyeyé ha puesto el fin a esta jornada festiva, pero que no quiere dejar de lado su principal propósito, que es dar voz a estos colectivos para lograr que el respeto y la igualdad entre las diferentes orientaciones sexuales y géneros sea real del todo algún día.

Ver album