Medio centenar de obras de Montesol inspiradas en los trabajos de Manuel Fortuny llegan a Valladolid

FUND. CUL. VALLADOLID

La exposición 'Idilio. Apuntes de Fortunya' se podrá ver en la sala de Las Francesas de Valladolid desde este jueves, 2 de noviembre,

La sala de Las Francesas de Valladolid acogerá desde el jueves, 2 de noviembre, la exposición 'Idilio. Apuntes de Fortuny', que reúne medio centenar de obras del pintor, dibujante e ilustrador Javier Montesol.

 

Las obras del pintor que se presentan en esta muestra, son las correspondientes al cómic que inspirado por Fortuny, encargó y editó el Museo del Prado como adelanto a la gran exposición antológica de Fortuny que se podrá ver en este espacio museístico de Madrid del 21 de noviembre de 2017 y el 18 de marzo de 2018.

 

Referencias literarias con ecos de la Beat Generation, Paul Bowles, Muerte en Venecia o la música de David Bowie sonando en la radio ambientan esta obra en la segunda mitad de los años 70, un tiempo en el que una generación se cuestiona todo y en el que el protagonista reflexionará sobre el arte, la vida, la mentira y cómo su combinación da lugar a la creatividad con una manera de captar y situar la realidad influenciada por Fortuny.

 

Montesol ha realizado estas viñetas de huyen de la línea clara con la que se dio a conocer en las décadas de los 70 y 80 ya que propone acuarelas de grueso trazo indefinido que trasladan directamente a los trabajos de Fortuny.

 

Javier Montesol ha explicado que con este trabajo ha descubierto "muchas cosas de Fortuny, sobre todo la riqueza, la experiencia vital de enfrentarte con la realidad, encararte con otro ser humano cuando tomas apuntes al natural", a lo que ha añadido que no hay ordenador ni fotografía "que te acerque a esa experiencia única de contacto con otro ser humano".

 

"Me acerco a Fortuny porque tengo acceso a sus apuntes y veo cómo trataba la realidad, con estas manchas, estos claoroscuros. Estas insinuaciones, porque con una mancha y dos líneas ya representaba una playa en la que hay unos árabes. Para mí ha sido un placer fundirme con su estilo para tratar esta historia", ha asegurado Montesol.

 

En el año 1986 se expuso en la Sala Nonell de Barcelona un álbum inédito de Mariano Fortuny con aguadas y apuntes a la acuarela, un Fortuny "básico y desnudo, lejos del estilo teatral, escénico y goyesco que le daría el éxito", ha recordado Javier Montesol, quien para él supuso "significó un punto de conexión con el conocimiento clásico".