Medina del Campo amplia las fechas del taller de seguridad online para niños tras la avalancha de solicitudes
Cyl dots mini

Medina del Campo amplia las fechas del taller de seguridad online para niños tras la avalancha de solicitudes

Medina amplia las fechas del taller de ciberseguridad para niños.

La actividad será impartida por el psicólogo sanitario David Cortejoso y podrán participar los niños y sus familiares.

El Área de Juventud del Ayuntamiento de Medina del Campo amplía fechas e imparte, los días 21 y 22 de diciembre, en horario de 17:00h a 18:00h, el taller online denominado ‘Digital Kids’, dirigido a niños a partir de 10 años y a sus familiares. El interés que ha despertado esta actividad ha generado una gran cantidad de suscripciones y para dar respuesta a todas ellas se ofrecen nuevas sesiones. Las inscripciones podrán realizarse a través del correo [email protected].

 

Los objetivos de esta actividad y sus competencias se centran en los siguientes puntos:

 

  • Conocer y entender qué son las redes sociales, que tipo de redes sociales existen, la finalidad que persiguen, por quién está poblado este universo digital, el tipo de publicaciones que se pueden encontrar y que los propios niños pueden generar, tipo de interacciones que pueden tener lugar, comportamientos habituales, así como los aspectos positivos y negativos que presenta su utilización.
  • Despertar y desarrollar espíritu crítico para enfrentarse a las publicaciones, con el fin de que lleguen a ser capaces de distinguir "fake news", falsos perfiles, publicaciones de bots, posibles estafas, o meras campañas publicitarias.
  • Saber aplicar de forma práctica los conocimientos adquiridos y adquirir capacidad de resolución de problemas que puedan surgir en el entorno digital y en el físico en situaciones propiciadas por los comportamientos, actitudes y reacciones derivadas de publicaciones en redes sociales.
  • Despertar y desarrollar la capacidad de entender la importancia y necesidad de leer y comprender los términos de uso de las redes sociales, conocer los permisos que se otorgan, a qué datos accederá la aplicación a través de la que entran a la red elegida y si puede comprometer su seguridad y privacidad.
  • Adquirir los conocimientos básicos técnicos para gestionar la configuración de seguridad y privacidad en redes sociales.
  • Conocer los principios básicos del marco legal aplicable, prever las consecuencias jurídicas que pueden derivarse del uso de las redes sociales y fomentar la aplicación de valores y principios éticos de comportamiento.

 

 

Teniendo en cuenta el actual contexto, los niños y adolescentes hacen uso de las redes sociales en edades cada vez más tempranas y con mayor asiduidad, de tal forma que el momento en el que crean un perfil público en alguna red social se adelanta.

 

En España, a partir de los trece años, conforme al Reglamento General de Protección de Datos, los menores ya pueden abrir legalmente una cuenta en redes sociales sin necesidad de autorización por el titular de la patria potestad o tutela sobre el niño. Sin embargo, el acceso a las mismas, con perfil propio y sin consentimiento paterno, tiene lugar en redes sociales hasta con 8 años de edad, debido a la facilidad que existe para crear perfiles falsos o con datos falseados.

 

El último informe del INE, Menores de Edad y Conectividad Móvil en España, concluye que el uso del móvil entre los menores de 10 a 15 años se ha incrementado en tres puntos en los últimos años, pasando de 67% en 2015 a casi 70% en 2017. Este y otros informes, como la Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares, han permitido visualizar cómo niños y adolescentes no consideran los teléfonos inteligentes como herramientas concebidas para efectuar llamadas telefónicas, que el acceso a redes sociales se produce a edades cada vez más tempranas, siendo habitual y mayoritario el acceso a las mismas a partir de los 10 años, además de poner de manifiesto que la mayoría de los padres desconocen las aplicaciones que se descargan sus hijos en sus dispositivos móviles, sin llegar a conocer y/o comprender los términos de uso y los permisos que requieren de acceso a datos.

 

También es importante reconocer que los niños conocen mejor el mundo digital, se manejan mejor en internet, con los dispositivos móviles, entienden mejor la comunicación en este entorno. La experiencia digital forma parte de la vida de los niños desde antes incluso de que empiezan a dar sus primeros pasos, se encuentra integrada en los colegios y es esencial en su entorno social físico. A pesar de que no dispongan de dispositivos móviles propios, pueden utilizar los de amigos y compañeros a los que sus familiares sí les permiten su uso y acceder, de esta forma, a cualquier red social para niños, adolescentes o adultos. Los niños, actualmente, son nativos digitales. El problema es que el aprendizaje se realiza de manera autónoma, autodidacta, buscando en internet soluciones a cuestiones que se les plantean o preguntando a amigos y compañeros, a nivel de simple usuario y alejado de conocimientos técnicos, todo ello debido a la carencia de programas específicos de formación y a la falta de tiempo y conocimientos de los adultos. Son pocos los padres que tienen los conocimientos digitales suficientes como para educar a los niños, desde pequeños, en asegurarse por sí mismos un entorno seguro en la red y en configurar los dispositivos a través de los que pueden acceder a las redes sociales para conseguir la mayor seguridad y privacidad. Muchos adultos suplen esa carencia prohibiendo a los menores el acceso a redes sociales, negándoles disponer de dispositivos móviles o demonizando el entorno digital, pero, como ya hemos avanzado, los niños accederán tarde o temprano utilizando sus propios medios, los de sus amigos y compañeros, los de sus familiares, porque es lo que viven en el día a día.

 

La solución no pasa por negarles el acceso a móviles, descarga de apps y uso de redes sociales, sino en poner todos los medios necesarios para que obtengan una correcta educación digital, de manera que sean ellos mismos los que se procuren un espacio seguro a través de conocimientos técnicos y de usuario avanzado, que permitan al niño llegar a los 10 años teniendo conciencia de lo que significa entrar en este entorno, qué son las redes sociales, para qué sirven, el uso que debiera de hacerse de ellas, el que efectivamente se hace, con qué y con quién se van a encontrar en ellas, cómo afectan los comportamientos dentro de la red social al entorno social y familiar, la necesidad de contar con la ayuda de sus padres, además de procurarse la máxima seguridad y privacidad siendo ellos los que controlen la herramienta y no la herramienta a ellos.

 

Al mismo tiempo, los menores deben ser conscientes de que en el mundo digital y, concretamente, en las redes sociales, deben seguirse las mismas pautas de conducta y normas que rigen fuera de él, debiendo conocer, especialmente, las consecuencias que tienen determinados comportamientos. Por eso creemos conveniente que aprendan qué es lo que dice la legislación al respecto; se pueden explicar de manera sencilla conceptos legales y las consecuencias jurídicas de comportamientos que van más allá de los límites éticos llegando a comportar conductas delictivas, tanto por su parte, en la generación de contenidos y en sus interacciones, como por parte de aquéllos con los que comparten el espacio.

Por todos estos motivos, el Área de Juventud del Ayuntamiento de Medina del Campo considera necesario dirigir este curso a menores a partir de 10 años acompañados de sus familias.