Mbappé y Neymar ponen a prueba al Real Madrid que quiere reencontrarse con Europa

Neymar y Mbappé

Brujas y Galatasaray, dos rivales sin excesivo peligro, completan el Grupo A.

El Real Madrid busca recuperar su gloria europea esta temporada tras la temprana eliminación a manos del Ajax el pasado curso en una nueva edición de la 'Champions' donde deberá medirse, como principal adversario en el Grupo A de la primera fase, al PSG de Mbappé y Neymar, además del Brujas y Galatasaray, dos equipos que no deberían dar dolor de cabeza a Zinédine Zidane.

 

El conjunto blanco busca empezar a recobrar la ilusión perdida tras un año nefasto y un inicio con más sombras que luces. La 'Champions' es la 'Champions' para el trece veces campeón y este escenario siempre ha servido para ver la mejor versión del equipo de Chamartín.

 

Su gran oponente sin lugar a dudas en la fase de grupos será el PSG, un equipo llamado a cotas mayores en el último lustro, pero que siempre se choca con los cuartos de final. Ni los fichajes de más relumbrón han permitido tocar el cielo continental al conjunto francés, que ni siquiera ha sido capaz de llegar a las rondas decisivas. El jeque Nasser Al-Khelaifi ha cambiado de técnico en cinco ocasiones y no termina de dar con la tecla.

 

Ni Ancelotti, ni Blanc, ni Emery hicieron del PSG un equipo fiable en Europa. Ahora le toca el turno al alemán Thomas Tuchel después de un primer intento infructuoso y con inesperado revés en octavos del torneo ante el United en el año pasado.

 

Para ello, el equipo parisino ha conseguido principalmente retener a Neymar después de un verano cargado de rumores, que situaron al brasileño cerca de volver al FC Barcelona, aunque se rumoreó también que el Real Madrid estaba interesado en ficharle si se daba la ocasión.

 

Pero el campeón de Francia no rebajó sus exigencias y finalmente no se produjo una operación que ha dejado al '10' en la capital francesa donde ahora, de momento, tiene la animadversión total de su afición, poco dispuesta a perdonar rápidamente a un jugador también marcado por últimamente por las lesiones. Su chilena salvadora de este fin de podría ser la primera piedra, aunque para la 'Champions' deberá esperar porque está sancionado los tres primeros partidos por sus críticas al arbitraje ante el United.

 

El PSG vuelve a ser peligroso porque a 'Ney' se une la presencia de uno de los más afamados '9' del planeta como el uruguayo Edinson Cavani, y, sobre todo, por la de Kylian Mbappé, un futbolista muy cotizado, pero al que todavía le falta liderar a los suyos en el panorama que todos codician.

 

El poderoso delantero, posiblemente el jugador con el que más 'sueña' tener Florentino Pérez, firmó un gran año a nivel nacional con 33 goles y peleándole la 'Bota de Oro' a Leo Messi, pero él, al igual que su club, saben que su tremenda calidad sólo se 'valora' a nivel internacional.

 

Además, el sorteo ha deparado que Keylor Navas y Alphonse Areola intercambien sentimientos en ambos encuentros. El costarricense, ganador de tres 'Champions' como titular con el equipo merengue, también apuntala una de las zonas que más dudas han despertado en los últimos años en el PSG.

 

Los centrocampistas españoles Pablo Sarabia y Ander Herrera, o el argentino Mauro Icardi, otro goleador consumado, fortalecen a un equipo, campeón de Francia en seis de las siete últimas Ligas, y que aunque fue 'bestia negra' madridista en los 90, no ha sido capaz de ganarle en sus cuatro enfrentamientos más recientes, entre ellos el duelo de octavos de 2017-2018 (3-1 en Madrid y 1-2 en París).

 

En la campaña 2015/16, también se enfrentaron en la fase de grupos y los blancos sacaron cuatro de los seis puntos en juego. Victoria en la capital de España (1-0) y empate sin goles en su visita a Francia. "El Real Madrid nos muestra la manera de actuar, sabes que no va a fallar en los partidos grandes", dijo Tuchel la pasada temporada. Ambos serán protagonistas en el estreno de la competición con su duelo en el Parque de los Príncipes.

 

Por su parte, Brujas y Galatasaray completan el Grupo A, dos equipos que han vivido tiempos mejores y que pelearán -a priori- por conseguir la tercera posición para seguir con vida en la Liga Europa. Los belgas, subcampeones de su Liga, llegan a la primera fase después de superar en las fase de clasificación a Dinamo de Kiev y Linz.

 

Los jugadores dirigidos por Philippe Clement participaron en la pasada 'Champions' aunque no pudieron alcanzar los octavos. Los dos únicos precedentes entre belgas y españoles tuvieron lugar en 1976 y dan la espalda al equipo de Zidane. En la ida, el choque terminó con un empate sin goles y en Brujas la victoria fue local por 2-0.

 

Destacan el centrocampista Hans Vanaken, de 27 años e internacional con Bélgica, el delantero sudafricano Percy Tau, autor de 13 goles la temporada pasada, y el central croata Matej Mitrovic, en una plantilla que cuenta con el ex del Málaga Fede Ricca. El uruguayo ha sido importante en la fase de clasificación durante este verano.

 

FALCAO, LA ESTRELLA DEL 'GALATA'

 

El último rival, salido del bombo 4, en teoría el más asequible, es el equipo turco del Galatasaray. Campeón de Liga, el cuadro otomano se ha medido al Real Madrid en seis ocasiones en la 'Champions League'. La última tuvo lugar en la fase de grupos de la campaña 2013/14, que terminó con la décima Copa de Europa en la final de Lisboa.

 

El balance es de cuatro triunfos blancos y dos derrotas. El equipo de Estambul también disputó la última fase de grupos pero no logró clasificarse para los octavos de final. Su baza será la fortaleza que le otorgan sus refuerzos, entre ellos el colombiano Radamel Falcao, que todavía confía en ofrecer buen nivel en el Turk Telekom Arena.

 

Junto a él, Ryan Babel, que sigue a buen nivel, y 'viejos conocidos' del fútbol español como Emre Mor (Celta), Sofiane Feghouli (Valencia) o Steven Nzonzi (Sevilla). Un equipo con mimbres para hacer daño a cualquiera, sobre todo por el carácter de su técnico, Fatih Terim, un viejo conocido del fútbol europeo y por la presión que ejerce su estadio, un valor seguro por mucho que pasen los años.