Matarromera empleará 10 millones para reformar su bodega insignia en Valbuena de Duero

Presentación del proyecto de reforma. E.P.

Se prevén mejoras en la seguridad vial y en la sostenibilidad.

La reforma de la bodega insignia de Matarromera en Valbuena de Duero (Valladolid), un proyecto que verá la luz la próxima primavera, dará lugar a un complejo estilo château francés que sumará 2.600 metros cuadrados, alcanzando un total de 11.000 construidos y estará rodeado por 20 hectáreas de viñedos.

 

Además, se prevé la mejora de la seguridad vial, así como de la gestión energética de la bodega, en consonancia con su compromiso medioambiental, entre otras.

 

El presupuesto destinado a este proyecto alcanza los 10 millones de euros, de los cuales un tercio procede de fondos europeos, aunque, según ha apuntado el presidente de la empresa, Carlos Moro, "es muy difícil calcular el presupuesto total", dado que 'Esencia Matarromera', nombre del proyecto, continúa avanzando.

 

Se trata, además, de la apuesta "más ambiciosa de su historia" de la empresa, según ha apuntado el director de comunicación de la misma, Roberto Sanz. Un proyecto, ha agregado, que no solo aborda la ampliación del complejo, sino que pretende "encarar el futuro al tiempo que ensalza el pasado".

 

"La bodega, en su día ya fue importante y después, con la tecnología, se convirtió en una bodega moderna y perfectamente preparada", ha señalado Moro, quien, sin embargo, ha insistido en que "no puede haber nada peor que el conformismo".

 

Una de las características más importantes del nuevo complejo será la mejora de la seguridad vial en cuando a la accesibilidad de clientes, visitantes, proveedores y de los propios colaboradores de la bodega. Para ello, se habilitará un carril de aceleración y desaceleración desde la carretera al nuevo complejo de la bodega.

 

De esta forma, se favorecerá el tránsito de vehículos por la carretera y el seguro acceso a las instalaciones, además de facilitar la "convivencia" de los distintos flujos de personas que conviven en la bodega, según ha explicado el responsable del área de logística, Alberto Valderrama.

 

Por su parte, Moro ha agregado que la actuación en el firme se realizará de forma íntegra en los terrenos de la bodega y con financiación privada, de modo que se donará de forma solidaria para uso institucional.

 

ENOTURISMO SOSTENIBLE


Además, otra de las señas de identidad de la bodega será la mejora de la sostenibilidad que, como ha señalado la responsable de este área, María Sevillano, incluirá la optimización de la iluminación, la apuesta por energías renovables, la ampliación de la actual Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) o la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos, a fin de fomentar el enoturismo sostenible.

 

Junto al compromiso medioambiental, Matarromera incorporará también procesos productivos con equipamiento de última tecnología, así como la introducción de la domótica.