Más de un millar de personas de Zaratán claman contra la instalación de una gasolinera junto a un colegio

La concentración convocada por la AMPA del centro ha mantenido cortada la circulación durante más de media hora

Cerca de medio millar de vecinos de Zaratán ha secundado la concentración de protesta convocada por la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Colegio Público Violeta Monreal ante el proyecto de apertura de una gasolinera a pocos metros del citado centro escolar y que considera un peligro para la salud de los escolares, dado el componente altamente cancerígeno que representa el benceno que se concentra en este tipo de instalaciones.

 

La movilización se ha iniciado alrededor de las 14.00 horas, coincidiendo con la salida de los más de cuatrocientos alumnos del Violeta Monreal, que, en algunos casos provistos de silbatos y trompetas, han participado masivamente en la concentración que se ha desarrollado en la rotonda de acceso al colegio, frente al solar en el que está proyectada la estación de servicio.

 

Al grito de "no a la gasolinera" o "benzeno es veneno", junto con pancartas alusivas al motivo de la protesta, los participantes en el acto han protagonizado una concentración-manifestación al rededor de la rotonda, lo que ha obligado a cortar el tráfico por espacio de más de media hora.

 

El broche lo ha puesto la lectura de un comunicado al que ha puesto voz Ana, una portavoz del AMPA del Violeta Monreal, para lamentar que 27 años después de la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño, los vecinos de Zaratán ha conocido la noticia de que se ha concedido una licencia para la instalación de una gasolinera junto al colegio en el estudian y crecen sus hijos.

 

"¿Cómo es posible que nadie haya tenido en cuenta a los niños, al personal docente del centro y a los vecinos cercanos a la hora de tomar esta decisión? ¿Dónde ha quedado ese interés superior del niño?", se ha preguntado la portavoz, que critica el hecho de que unas y otras instituciones escurren el bulto apelando a la legalidad, "a qué no existe ninguna legislación que regule la distancia mínima a la que se ha de colocar una gasolinera".

 

Ante ello, la portavoz pregunta "dónde queda el sentido común? ¿Cómo es posible que aquellos que tienen que aplicar la legislación tengan tal estrechez de miras, que se limiten a seguir procedimientos establecidos, vulnerando el cumplimiento de derechos fundamentales, como es el que los menores crezcan en lugares seguros y saludables?"

 

Pero además, representante del AMPA ha aprovechado para salir al paso de aquellos que han tachado a los convocantes del acto de estar manipuladas y tener intereses políticos, cuando, como así ha advertido, el único interés que les ha movido a movilizarse es para dar voz a sus hijos y levantarse en defensa de su salud, seguridad y bienestar.

 

"Alzaremos nuestra voz porque no queremos lamentar ningún caso de leucemia infantil en el colegio, ni ningún accidente ni atropello en las inmediaciones del centro", ha advertido.

 

PESIMISMO

 

Otro de los portavoces del AMPA, Israel Vaca, en declaraciones a Europa Press, pese a declararse una persona "optimista por naturaleza", confiesa que en el presente caso no espera gran cosa de las administraciones, máxime cuando, tal y como recuerda, la propia alcaldesa de Zaratán, la 'popular' Susana Suárez, contra la que la oposición ha presentado una moción de censura por éste y otros motivos, ya ha anunciado que la licencia está concedida y que denegarla ahora por su parte podría suponer un delito de prevaricación.

 

"Personalmente, la alcaldesa está en contra de la gasolinera, al igual que el resto de fuerzas políticas, pero la licencia fue autorizada y está ahí", ha lamentado Vaca, quien en cualquier caso espera que impere el "sentido común" y dicha autorización, actualmente paralizada por un plazo de tres meses por acuerdo del pleno celebrado el pasado día 22 de diciembre, sea finalmente rechazada una vez lleguen los distintos informes que han sido solicitados respecto de la seguridad o no de la estación de servicio.

 

"El benceno, como se indica en un montón de informes, figura como la madre de todas las causas del cáncer", sostiene Vaca, que por ello insiste en la necesidad de que este tipo de instalaciones se instalen como mínimo a no menos de cien metros de centros de salud y colegios.

 

"No es un tema político, y por ello seguiremos manifestándonos, sea el PP, el PSOE o cualquier otro partido el que esté al frente del Ayuntamiento, hasta que obtengamos la paralización definitiva de la licencia", ha concluido.