Más de un centenar de figuras dan vida al monumental belén "de cuatro caras abiertas" en Las Francesas

Reportaje gráfico: J.A.G.
Ver album

La Asociación belenista La Adoración ha sido la encargada del espectacular montaje, que cuenta con piezas valoradas en más de 3.000 euros.

Más de un centenar de figuras componen este año el Belén Monumental de la Asociación Belenista 'La Adoración', que permanecerá en la Sala de Exposiciones de las Francesas, en Valladolid, hasta el próximo 7 de enero.

 

El belén tradicional que la Agrupación ha presentado este año se centra en el entorno histórico de las escenas del nacimiento y la primera infancia de Jesús y, según ha explicado el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, está realizado con poliestireno expandido, madera y corchobornizo, tallado y policromado.

 

Se trata, según Vélez, de una muestra "entrañable" para el "disfrute" de los ciudadanos y que reproduce una imagen "evocadora" y de "ensoñación" de los "detalles y rincones" de la ciudad de Belén.

 

La mayor parte de las figuras que componen el conjunto, ha agregado el concejal, son de "palillo", sobre la base de terracota y pintadas al óleo. Algunas de ellas pertenecen al "afamado" taller palermitano de la escultora Ángela Tripi, mientras que otras de las piezas corresponden a Elisa Messina. Por otro lado, el misterio y la cabalgata de reyes son obra del artesado J. Mayo.

 

El "singular" montaje del conjunto ha corrido a cargo de José María Villa, a quien ha tomado tres días erigir el Belén con la dificultad "escenográfica" que han supuesto sus "cuatro caras abiertas", un diseño que "obliga" a "conjugar" la perspectiva desde los diferentes ángulos de visión, ha explicado.

 

Villa ha reconocido que "prefiere" incluir "pocas" figuras para no "tapar" sus "predilectas" construcciones, aunque muchas de las esculturas son "exclusivas", pues han requerido más de dos años de trabajo y han llegado a costar cerca de 3.000 euros, ha confesado.

 

Asimismo, el belenista ha asegurado que aunque la Navidad se adelante cada vez más para "incentivar" el consumo, las "tradiciones" como el montaje del Belén le hacen "frente".