Actualizado 09:09 CET Versión escritorio
Valladolid

Más de 5.000 personas se suman a la fiebre de Vox en Valladolid

Los simpatizantes de la joven formación dejan pequeño el auditorio Miguel Delibes y reciben con enormes vítores a un Abascal que dice aspirar a ''dos, tres o los escaños que hagan falta'' en la provincia.

Publicado el 15.04.2019

Un éxito rotundo. Así es como se puede definir el acto de campaña que Vox ha desarrollado esta tarde en el auditorio Miguel Delibes de Valladolid. La formación de extrema derecha ha conseguido congregar a 1.700 simpatizantes dentro del espacio dedicado al escritor y a bastantes más de 2.000 fuera, tanto en el 'hall' del recinto como en los exteriores, la enorme mayoría ataviados con banderas rojigualdas.

 

Ha sido un evento al que la gente ha acudido con ganas de reivindicar ''sus valores y su identidad'', dos proclamas que han sido muy repetidas tanto en el discurso de Santiago Abascal, como en el del número 1 al Congreso por Valladolid, Pablo Sáez.

 

Con el ‘Novio de la Muerte’ o el ‘Que Viva España’ como preludio ha aparecido en escena el presidente de Vox, que minutos antes ha querido tener unas palabras a la multitud que se agolpaba fuera sin poder entrar a la sala principal. Megáfono en mano, el político nacido en Bilbao ha tenido muestras de agradecimiento con sus seguidores, a los que ha prometido que ''no va a abandonar'' en su defensa por la unidad de España.

 

La cita ha servido también para presentar en sociedad a Pablo Sáez. El cabeza de lista por Valladolid se ha definido como un vallisoletano de los de toda la vida, ''que estudió en el San José, y la carrera de Ciencias Económicas en la UVa''. El número 1 provincial ha querido destacar también su vocación de servicio público, heredada de su padre, Federico Sáez, que fue el primer presidente de la Diputación de Valladolid con UCD.

 

Sáez ha afirmado que tratarán de derogar las Leyes de Violencia de Género y Memoria Histórica, que van a luchar ''por defender la vida y por evitar la imposición cultural de la izquierda'', y que tendrán firmeza contra lo que define como ''un golpe de Estado que se ha producido en Cataluña y que todavía no ha sido combatido''.

 

El cabeza de lista ha asegurado que su motor ''será la realidad de la España viva y que su responsabilidad es defender la ley contra los golpistas en Cataluña; garantizar que se pueda educar a nuestros hijos en español, también en la Galicia del PP, y defender el mundo rural, la caza, la pesca y tauromaquia''.

 

 

Saéz se ha definido como un político ''honesto'', y que ejercerá una defensa de la unidad del país basada en un ''convencimiento de profundo amor a España'' y que velará por evitar el crecimiento del sector público más allá de lo sostenible. No ha hecho referencia, no obstante, a propuestas concretas para la provincia de Valladolid.

 

ABASCAL, EL PLATO FUERTE

 

Después del discurso de Sáez ha llegado lo que la gran mayoría de los asistentes esperaban, que era ver en escena a Santiago Abascal. Entre aplausos, incontables gritos de ''presidente, presidente'' y multitud de cariño ha hablado ante los suyos siendo fiel al ideario que le ha llevado hasta la fama.

 

Abascal ha querido señalar a Pedro Sánchez en el inicio de su disertación, y le ha acusado directamente del ''clima de violencia que se está viviendo en esta campaña, y eso es por haber pactado con los enemigos de España''.

 

El político de origen vasco ha tenido unas palabras para el incidente ocurrido ayer en la plaza de la Libertad entre republicanos y cofrades, y ha asegurado que existe cristianofobia en España. ''Lo hemos visto ayer aquí en Valladolid, odian nuestras tradiciones, nuestra historia, en realidad se autoodian a sí mismos. Es de sentido común tener amor a España, porque luego sirve para comer mejor, para negociar y defender mejor tus intereses en Europa'', ha indicado en relación a la UE, la cual afirma categóricamente que no quieren abandonar ''a pesar de lo que digan''.

 

El líder de la formación de derechas ha criticado a quienes aseguran que no es útil votar a Vox en Valladolid y ha asegurado que quiere dos, tres o los escaños que hagan falta en la provincia.  Así mismo, Abascal ha subrayado que su partido es el único que se atreve a cumplir sus promesas, y al igual que Sáez ha hecho referencia a la derogación de las leyes de Violencia de Género y Memoria Histórica, con la quiere acabar porque en su opinión ''nadie debería estar obligado a condenar a sus abuelos''.

 

''Queremos ser la alternativa a la dictadura progre de Pedro Sánchez, vamos a terminar con ese gobierno ilegítimo, nos jugamos algo más importante que la iluminación de las calles o cosas del estilo, nos jugamos la unidad de España, y vuestra libertad, los valores que os trasmitieron vuestros familiares cuando eráis pequeños'', ha apuntado también.

 

Por último, ha tenido palabras para los medios de comunicación, a los que acusa literalmente -en concreto al diario El País- de haber llamado borrachos a los votantes de Vox. ''Ante los que os llaman borrachos, vuestro voto sereno'', ha remachado antes de que sonase el Himno de España como colofón del acto.

Noticias relacionadas

COMENTARComentarios