Más de 30 denuncias, cierre de 9 bares y un taxista detenido en el primer día de Estado de Alarma en Valladolid

Un coche de la Policía Municipal de Valladolid durante el Estado de Alarma. @PoliciaVLL

La Policía Municipal de Valladolid se vio bligada a levantar diversas actas y denuncias a lo largo del domingo 15 de marzo, primer día del Estado de Alarma decretado en España para contener el coronavirus.

La Policía Municipal de Valladolid se vio obligado en el primer día tras decretarse el Estado de Alarma, a cerrar nueve bares, sancionar a varios jóvenes y denunciar a 33 personas, así como a detener a un taxista, según los datos facilitados a Europa Press por fuentes policiales.

 

Así, en la mañana del domingo 15 de marzo los agentes de la Policía se vieron obligados a ordenar el cierre de ocho bares entre las 8.50 y las 12.55 horas por no respetar el decreto del estado de Alarma, además de que denunció a tres personas más por la mañana.

 

Asimismo, también por la mañana la Policía localizó a un grupo de seis jóvenes que estaban concentrados y fumando marihuana en la zona de la carretera de Rueda, por lo que al percatarse de la presencia de los agentes todos ellos salieron corriendo aunque pudieron ser detenidos y denunciados dos de ellos por no respetar el estado de Alarma y por el consumo de drogas.

 

En Puente Colgante los agentes vieron a otro grupo de jóvenes que estaban reunidos y con perros peligrosos por lo que también fueron denunciados, al igual que otro grupo de jóvenes que se encontraban en la calle Penitencia.

 

Por la noche, los agentes de la Policía Municipal vieron a un taxista que pretendía entrar en el bar 'Bus Stop' por lo que fue requerido por los agentes para que se identificara, a lo que se negó, tras lo que se metió en el taxi y dio marcha atrás, lo que obligó a un policía a tener que retirarse para evitar ser atropellado.

 

El taxista marcha atrás y en dirección prohibida llegó hasta la calle San José y se dio a la fuga, aunque la Policía Municipal, con los datos del vehículo, que apareció estacionado en una parada de taxis de la plaza San Bartolomé, pudo detener al taxista, que se encontraba en su casa.

 

Noticias relacionadas