Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

Más de 200 policías buscan en Alemania a este hombre que envenena comida de bebés en supermercados

La policía de Alemania busca a un hombre de unos 50 años que habría dejado comida de bebés envenenada en las estanterías de distintos supermercados. Varios de esos recipientes han sido recuperados pero la policía ha hecho pública la imagen del sujeto ante el peligro que puede suponer. 

La policía de Alemania ha hecho público un vídeo con el hombre sospechoso de haber dejado comida de bebé envenenada en varios supermercados. Fue una carta enviada por el mismo a mediados de septiembre, tanto a las autoridades como a los centros comerciales, la que dio la voz de alarma porque en ella anunciaba lo que había hecho y cómo localizar los botes envenenados. Su fin parece ser el de extorsionar a las diferentes cadenas que podrían estar afectadas por este ataque. 

 

El producto empleado para contaminar los tarros de comida infantil fue etilenglicol, un compuesto químico incoloro y ligeramente dulce que se utiliza, por ejemplo, como anticongelante.

 

La policía, que se incautó de los productos en varias de Friedrichshafen, en el suroeste de Alemania, y los retiró sin hacer pública entonces la amenaza, ha difundido imágenes del principal sospechoso captadas por las cámaras de seguridad de un supermercado y pidió la colaboración ciudadana para identificarlo y detenerlo cuanto antes. Es un hombre de unos 50 años, delgado y que aparece con gafas y un gorro.

 

La alerta continúa y aunque se pide a la calma a la hora de acudir a comprar también se advierte que se preste atención a la hora de comprobar que los productos no han sido manipulados o abiertos.

 

La policía, que ha creado una comisión especial para el caso en la que participan 220 agentes, no reveló tampoco el monto concreto del chantaje, pero señaló que es de al menos 10 millones de euros.