Más de 16.000 pacientes estaban diagnosticados de neoplasia maligna en Valladolid en 2019

8.653 en Valladolid Este y 7.388 en Valladolid Oeste, dentro de los casi 74.000 en toda Castilla y León.

Cerca de 74.000 pacientes estaban diagnosticados de neoplasia maligna en Castilla y León en 2019 y cada año se recogen más de 16.000 tumores en el Registro Poblacional de Cáncer de Castilla y León. De ellos, 16.041 corresponden a Valladolid.

 

Así lo ha puesto de manifiesto la Consejería de Sanidad con motivo de la celebración, este martes 4 de febrero, del Día Mundial del Cáncer, a cuya conmemoración se suma la Junta "con la firmeza y el convencimiento de seguir avanzando en la prevención, detección precoz y tratamiento de las enfermedades oncológicas".

 

El Ejecutivo autonómico ha recordado que, desde el año 2019, el lema de la campaña de la Organización Mundial de la Salud con motivo de este día es 'Yo soy y voy a', incidiendo en el mensaje de que cualquier persona puede actuar contra el cáncer, ya que cualquier acción individual puede suponer un cambio a nivel global.

 

El número total de pacientes con un diagnóstico de neoplasia maligna en Castilla y León en 2019 ha sido de 73.980 personas y el número de personas diagnosticadas por áreas es de 4.963 en Ávila, 4.023 en El Bierzo, 10.484 en Burgos, 8.875 en León, 5.299 en Palencia, 11.141 en Salamanca, 4.196 en Segovia, 2.653 en Soria, 8.653 en Valladolid Este, 7.388 en Valladolid Oeste y 6.305 en Zamora.

 

Además, según la Junta, hay más de 25.000 altas hospitalarias con diagnóstico principal de neoplasia y Castilla y León se sitúa como novena comunidad autónoma con menor tasa estandarizada de defunciones por tumores (232,33 casos de muertes por tumores por cada 100.000 habitantes).

 

La Junta ha señalado que la detección temprana adquiere en el cáncer una importancia fundamental, de forma que existen determinadas pruebas diagnósticas que garantizan diagnosticar la enfermedad en un estadio muy temprano, con el consecuente aumento de la probabilidad de curación.

 

DETECCIÓN PRECOZ

 

En Castilla y León se han puesto en marcha hasta la fecha varios programas de prevención y detección precoz del cáncer. En concreto, el programa de prevención y detección precoz de cáncer de cuello de útero (58.491 pruebas de cribado y 2,6 por ciento de citologías positivas), el de cáncer colorrectal (242.218 pruebas realizadas y 5,2 por ciento de positivos) y Programa de detección precoz de cáncer de mama (111.802 mamografías y 7,9% positivas).

 

El Programa de consejo genético del Cáncer nace con el objetivo de proporcionar información a pacientes y familiares sobre la naturaleza, herencia e implicaciones de los desórdenes genéticos, así como de las medidas de seguimiento y profilaxis disponibles, en función del posible riesgo a padecer el cáncer en estudio. El Programa se inició en el año 2003 con el consejo genético en cáncer de mama y ovario hereditario, por el que pasaron 541 pacientes y 311 familiares en el año 2018.

 

Posteriormente, se amplía en 2005 al consejo genético en cáncer colorrectal hereditario, del que se beneficiaron 353 pacientes y 107 familiares durante el pasado año 2018.

 

Castilla y León dispone de tres Unidades de Consejo Genético en Cáncer (UCGC), ubicadas en las Áreas de Salud de Burgos, Salamanca y Valladolid. Cada Unidad de Consejo Genético recibe casos y familiares de las Áreas que tiene asignadas.

 

ENFERMEDAD

 

El cáncer es una enfermedad que hace que un grupo de células del organismo crezcan de manera anómala e incontrolada dando lugar a un bulto o masa. Esto ocurre en todos los cánceres excepto en la leucemia (cáncer en la sangre).

 

Si no se trata, el tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo diseminándose a otros órganos y tejidos.

 

Enfrentarse a un diagnóstico de cáncer no es una tarea fácil, no sólo por la complejidad de la enfermedad en sí, sino porque es una enfermedad que tiene un gran impacto sociocultural. En la actualidad existen más de cien tipos de cáncer y gracias a los avances de la medicina en la actualidad se curan de esta enfermedad un gran número de personas.

 

El cáncer ya no es una enfermedad letal, un porcentaje importante de pacientes se cura o se cronifica. En Castilla y León se ha evolucionado mucho en lo que a las Unidades de Diagnóstico Rápido y a las Comisiones Multidisciplinarias de los hospitales se refiere.

 

Cada paciente es único y su forma de responder a los tratamientos es diferente. Hoy en día el tratamiento del cáncer no se limita a la cirugía, la quimioterapia o la radioterapia: los aspectos psicológicos y sociales que conlleva esta enfermedad son tenidos en cuenta cada vez más.

 

Existen diferentes tipos de cáncer que una persona puede desarrollar, debido a múltiples causas. En muchos casos, los factores de riesgo no pueden modificarse (edad o genética), pero alrededor de un tercio de los casos de cáncer, como el de pulmón, por ejemplo, pueden evitarse reduciendo los factores de riesgo principales (alcohol, tabaco, drogas, radiaciones o exposición a sustancias cancerígenas) y llevando una alimentación sana y una adecuada actividad y ejercicio físico.