Más de 11.000 jubilados de Valladolid, pendientes de la guerra que amenaza los viajes del Imserso
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Más de 11.000 jubilados de Valladolid, pendientes de la guerra que amenaza los viajes del Imserso

La guerra de recursos entre las empresas que se han ajudicado los contratos para la temporada 2019 amenaza con retrasar las comercialización de los viajes, y también a los paquetes para visitar Valladolid.

El programa de turismo social del Imserso, los populares viajes que permiten que hasta un millón de jubilados puedan viajar a las islas, las costas y el interior español, están en el centro del huracán. El contrato se lo reparten dos alianzas que se han quedado dos de los tres lotes, pero una guerra de recursos amenaza con retrasar la puesta en marcha del programa este 2019.

 

La culpa es de la guerra judicial que tienen abierta las dos empresas que se han adjudicado los tres contratos en los que se ha dividido un negocio de cerca de 1.400 millones de euros, que es el valor del contrato, y por el que las grandes del sector turístico llevan años de disputas. En el caso de Valladolid, más de 11.700 beneficiarios, pero también hoteles y empleos en el sector turístico, dependen de que se resuelva.

 

El conflicto arrancó el pasado lunes cuando se conoció el recurso de una de las empresas ganadoras del concurso, Mundosenior, que se ha adjudicado dos de los tres lotes del contrato, puso contra la adjudicación del tercer lote a su competencia, Mundiplan. Detrás de estos nombres, que corresponden con uniones de empresas, están nada menos que Iberia, Alsa e IAG7 (que forman Mundiplan) y Halcón Viajes-Globalia y Barceló (unidas en Mundosenior).

 

El motivo técnico del recurso de Globalia y Barceló es un defecto de forma, pero en realidad detrás del recurso de Juan José Hidalgo y sus socios está una medida puramente preventiva: cubrirse las espaldas mientras transcurre el plazo con el que cuenta Mundiplan, hasta el 13 de septiembre, para presentar alegaciones. Globalia y Barceló temen que sus rivales recurran la adjudicación de los dos lotes que lograron Hidalgo y su socio, que se quedaron islas y turismo interior, en total, contratos por 58 millones de euros. El paquete de islas, que se quedó la competencia, sale por 52 millones de euros, pero es un mercado en el que Halcón Viajes y Barceló son punteros y estarían interesados.

 

Ahora hay que ver si no se cruzan más recursos y si existe la posibilidad de un acuerdo entre todas las partes, pero mientras tanto la amenaza del retraso se cierne sobre los viajes del Imserso. El nuevo contrato, vigente para 2019 y 2020, prevé más de 900.000 plazas, 11.700 de las cuales corresponden a Valladolid. Pero si hay conflicto, puede repetirse el retraso de hace unos años, cuando hubo que esperar a noviembre para la comercialización.

 

Eso va a complicar las fechas no solo a los usuarios, sino también a los hoteles porque el programa incluye no solo plazas para los jubilados vallisoletanos, sino viajes a Valladolid que será destino de parte de las plazas del programa de viajes con lo que hoteles y negocios de la provincia se beneficiarán de la repercusión económica del programa.

 

En concreto, se ofertan 2.150 plazas para visitar la provincia dentro del lote de turismo de interior. Se reparten en viajes programados con los siguientes temas: Visita a la ciudad de Valladolid: Plaza Mayor, Academia de Caballería, Pasaje Gutiérrez, Catedral. Visita a los castillos: Peñafiel, La Mota, Esgueva, Coca e Iscar. Y ciudades: Olmedo, Medina de Rioseco, Urueña y Tordesillas

 

Esta oferta supone puestos de trabajo y negocio para el sector turístico, además en una época importante, fuera de temporada alta. Los hoteles participantes y los establecimientos que se benefician de las visitas al casco histórico ven con inquietud lo que pueda ocurrir si se retrasan los viajes.

 

Desde la Asociación de Hosteleros de Valladolid consideran que si que afectará a los hoteles pero tampoco muy significativamente, ya que no son muchos los que tienen contratados los viajes del Imserso.