Más de 1.800 personas participaron en el Plan de Empleo de Cruz Roja en Valladolid durante 2012

Cruz Roja de Valladolid trabajó en 2012 directamente con 1.813 personas a través del Plan de Empleo, de las cuales 320 accedieron al mercado laboral.

Las mujeres despuntan en el número de participantes del citado Plan (1.071) como en el de inserciones en el ámbito laboral (224), representando casi el 60% y el 70%, respectivamente.

 

Igualmente, dicha ONG ha realizado un importante esfuerzo para aumentar la colaboración de las empresas. Así, durante el pasado año, 129 cooperaron con ofertas de empleo y 30 permitieron la realización de prácticas no laborales en sus centros de trabajo de manera que las personas que se forman puedan profundizar en su cualificación y experiencia laboral.

 

Consciente de la importancia del empleo en todos los ámbitos de la vida de las personas, Cruz Roja Española puso en marcha en el año 2000 el Plan de Empleo, dirigido a promover la inserción laboral de las personas con más dificultades, para conseguir su inclusión social.

 

Desde sus inicios, en la provincia este Plan cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Valladolid, a través del Programa Operativo Plurirregional Lucha contra la Discriminación.

 

TRIPLE ACCIÓN

 

La metodología del plan se realiza a través de itinerarios individualizados de inserción que se han ido adaptando a la situación de crisis económica. Con los participantes se desarrolla una triple acción: orientación, formación y medidas de apoyo.

 

Francisco Gutiérrez Sebastián, responsable del Plan de Empleo de Cruz Roja en Valladolid, destaca que "a lo largo de 2012 no sólo se ha adaptado el itinerario individualizado de cada participante a sus necesidades y perfil profesional, sino que además se ha tenido que afrontar un contexto económico totalmente desfavorable, con una clara disminución de oportunidades laborales para las personas con las que trabaja: jóvenes, mujeres en dificultad social, inmigrantes y personas con menor cualificación".

 

Ante estas dificultades, Cruz Roja está haciendo hincapié en la motivación para continuar con una búsqueda activa de empleo, en la diversificación profesional, el reciclaje y la cualificación para adaptarse a las nuevas necesidades.