Más de 1.000 personas colaboran en la lucha contra el cáncer en una jornada festiva en Villalba de los Alcores

El municipio vallisoletano vivió un ambiente especial este sábado con diferentes actividades, entre las que destacó una carrera para comenzar el día.

Villalba de los Alcores, un pequeño municipio de Valladolid, reunió este sábado, 28 de julio, a más de 1.000 personas por una buena causa en la ‘IV Marcha Solidaria Contra el Cáncer Virgen de Las Fuentes’. Una cita prevista para las 10:30 horas y que supuso el pistoletazo de salida a un día grande.

 

Charo Hernández, encargada de la organización del evento, aseguró que contaron con “unas 1.200 o 1.300 participaciones”, aunque en la marcha estuvieron presentes “alrededor de 500 personas”. Cada ticket tenía un coste de 5 euros y en él se incluía el dorsal, una bolsa, un bocadillo y daba derecho a participar en un sorteo.

 

Es decir, la recaudación solamente de las participaciones fue de unos 6.000 euros. A ello hay que añadir las aportaciones de las empresas colaboradoras, las cuales suelen ser “un tercio” del total. “En los dos años anteriores reunimos alrededor de 8.500 euros”, comentó Hernández, por lo que este parece que también rondará los 9.000 euros.

 

“Además de la carrera hay un sorteo, una comida, una subasta, participación de bailes latinos y zumba. Nos ayudan a dar vida al pueblo. Es un día de fiesta porque no queremos que la gente venga a la carrera y se vaya”, explicó Charo Hernández.

 

Desde la organización destacaron “el entusiasmo con el que participa todo el mundo”. “El boca a boca va funcionando. Mucha gente del pueblo colabora para preparar la comida. Llevamos unos días que le da ambiente al pueblo. Te das cuenta de que la gente es muy solidaria. Agradecer a todo el mundo la respuesta. Somos un pueblo pequeño, pero satisface mucho poner nuestro granito de arena contra el cáncer, expresó.

 

Así, el evento organizado por la Asociación Juvenil ‘Villa del Alcor’ y por la Asociación Española Contra el Cáncer de Valladolid, que contó con la colaboración del colectivo de vecinos de Villalba de los Alcores, se convirtió en una fiesta con un tinte solidario.