Cyl dots mini

Martínez Bermejo: "A ocho de cada diez ciudadanos consultados no les gusta el arreglo del Puente Mayor"

Los concejales populares visitan el Puente Mayor y señalan las deficiencias de las obras. TRIBUNA

El PP ha pedido a Óscar Puente que reforme "inmediatamente" la obra, que "genera dudas de seguridad".

El grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Valladolid ha escenificado su descontento con las obras efectuadas en el Puente Mayor de la ciudad visitando esta infraestructura y señalando a los medios de comunicación, cuáles son “los defectos” de la obra. El portavoz popular, José Antonio Martínez Bermejo, ha asegurado que tras una “consulta ciudadana” a pie de puente, “podemos decir que ocho de cada diez vecinos –tirando por lo bajo- no les gusta el arreglo del puente”.

 

Martínez Bermejo, acompañado por los concejales Jesús Enríquez, Mercedes Cantalapiedra, Maite Martínez y José San José, ha pedido al alcalde Óscar Puente que “inmediatamente se planteé rehacer la reforma porque no es aceptada, genera dudas de seguridad y continuidad, y si no lo llevan a cabo desde el PP nos comprometemos a hacer esta obra a partir del mes de mayo de 2019, atendiendo a criterios de seguridad y estética que se han abandonado”.

 

Dice el portavoz popular que esta no ha sido su primera visita al Puente Mayor. “A lo largo de los siete últimos días hemos visitado a distintas horas y hemos estado consultando y preguntando a los vecinos que cruzaban por el puente”. Todos coinciden, según el PP, que son cuatro los principales problemas. “Los vecinos nos hablan de un suelo que no es apropiado, de la sustitución de las farolas originales, la valla interior no ofrece la seguridad oportuna y no entendemos que no se haya arreglado la valla exterior”.

 

Asimismo, los populares alertan de que en las embocaduras del puente, concretamente en las cuatro esquinas, existen cuatro agujeros “muy peligrosos para los viandantes, especialmente para niños y mayores, que podrían colar el pie”. Por su parte, una vecina del barrio, Nieves Barajas, calificaba la actuación de “chapuza”. “Cuando pisas se mueve todo y además que nos digan dónde están las farolas que han quitado”.