María Sánchez rechaza los "lobbies" que se han creado y y que tratan de "desprestigiar las municipalizaciones"

La concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento ha defendido la gestión de Aquavall, que en un año ha conseguido un ahorro de un millón de euros.

La concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Valladolid, María Sánchez, ha rechazado este miércoles los "lobbies" que se han creado y y que tratan de "desprestigiar lo público y concretamente las municipalizaciones"; al tiempo que ha defendido la gestión de Aquavall, que en un año de gestión del agua, ha conseguido un ahorro de un millón de euros.

 

Así lo ha asegurado Sánchez, en declaraciones a Europa Press, tras conocerse el informe del Instituto Coordenadas de Gobernanza que indica que tras un año de remunicipalización el servicio se ha "multiprivado con más de 40 contratos" licitados.

 

Al respecto, la concejal de Medio Ambiente considera que las entidades que han creado estos lobbies "siempre atacan la recuperación de la gestión pública del agua en Valladolid u otro tipo de experiencias, como el foro que se realizó en noviembre y que atacaba la recuperación de la sanidad en diferentes comunidades", por lo que para Sánchez "es un ataque a la autonomía municipal de los ayuntamientos".

 

Asimismo, Sánchez, el estudio de Instituto Coordenadas "adolece de un conocimiento de la gestión de los servicios públicos" y así ha explicado que cuando se recupera la gestión del agua se pasa de una gestión indirecta, mediante concesión administrativa, a una gestión directa "en la que la planificación, organización y funcionamiento se lleva a cabo por la Administración", en este caso el Ayuntamiento, además de que los rendimientos económicos "se reinvierten" en dicho servicio público.

 

Al respecto, la concejal ha querido precisar que esta gestión pública "es compatible" con la realización de contratos obras, servicios y suministros "y siempre sin dejar de hacer esas tareas de planificación, administración y organización, como está haciendo Aquavall".

 

Sobre los contratos del sector público, María Sánchez ha subrayado que para concurrir es preciso acreditar la eficiencia y hacerlo de acuerdo a los principios de publicidad, transparencia y no discrimación, "algo que no ocurría" con la concesionaria anterior "a quien se adjudicaba todos los contratos sin acreditar esos principios".

 

Y como ejemplo de la falta de "eficiencia", la concejal de Medio Ambiente ha citado el más del millón de euros de ahorro que Aquavall ha conseguido en un año de gestión con la licitación de lo público, respecto a la anterior concesionaria, al tiempo que ha preciso que esos contratos "mayoritariamente han recaído en pymes locales" como la atención telefónica y la gestión de la nómica.

 

En este sentido, ha concluido que se han sacado a licitación los servicios que la anterior empresas tenía subcontratadas "con sus propias empresas del sector".

 

Por último, María Sánchez ha aseverado que los informes que hacen diferentes entidades "hay que valorarlos en su contexto, como legítima defensa de determinados intereses privados, pero en ningún caso estudios académicos independientes".

Noticias relacionadas