María Ángeles Aguado: "La diabetes afecta en Valladolid a un 15% de la población, aunque la mitad no lo sepa"

La presidenta de la Asociación Diabetes Valladolid explica que esta enfermedad "mata" anualemnte en España a 25.000 personas. Los tratamientos farmacológicos han avanzado, pero no pararán hasta que esta enfermedad tenga cura.

María Ángeles Aguado, presidenta de la Asociación de Diabetes de Valladolid, realiza una prueba a una ciudadana.

María Ángeles Aguado es la presidenta de la Asociación Diabetes Valladolid. Precisamente en este 14 de noviembre, en la jornada en la que se celebra el Día Mundial de la Diabetes, Tribuna de Valladolid ha hablado con la responsable de la asociación, que en Valladolid agrupa a 700 personas. Aguado es clara: “La diabetes es una enfermedad grave y muy seria que mata cada año en España a 25.000 personas”. Las cifras son alarmantes y, por ejemplo, en Valladolid un 15 por ciento de sus habitantes son diabéticos, aunque casi la mitad de los pacientes no lo sepan.

 

PREGUNTA: ¿Qué balance hace de la marcha contra la diabetes celebrada este domingo?

RESPUESTA: Estamos muy contentos con la respuesta que ha tenido la Marcha Contra la Diabetes. Participaron cerca de 3.000 personas y doblamos el número con respecto al año pasado.

 

P: ¿Qué pretenden con esta actividad?

R: Se trata de concienciar a la población de que existimos y de que la diabetes es una enfermedad seria y grave y que la administración nos haga un poco más de caso.

 

P: ¿En qué les tiene que hacer más caso la administración?

R: En primer lugar subvencionarnos, porque prácticamente no recibimos ninguna ayuda. Y que a los diabéticos de tipo 2 se les trate de forma adecuada, que de vez en cuando los revise un endocrinólogo, ya que actualmente no se hace. Reivindicamos muchas cosas. Es por esto que hacemos la carrera, para que se nos vea; ahora hace falta que se pongan en contacto con nosotros.

 

P: Este lunes se celebra el Día Internacional de la Diabetes, pero esta enfermedad no es precisamente de un día…

R: La diabetes es un día, una semana, todos los días, 365 días del año y durante toda la vida, porque es una enfermedad crónica que no tiene cura. Es una enfermedad muy seria, cada año mueren en España más de 25.000 personas, única y exclusivamente por la diabetes.

 

P: ¿Ha avanzado la lucha contra la enfermedad en los últimos años? ¿Ha mejorado la calidad de vida de los enfermos?

R: Teniendo en cuenta que la diabetes es la pandemia del siglo XXI, hay que tener en cuenta que sí que hemos avanzando a todos los niveles, especialmente a nivel del tratamiento farmacológico; pero queda mucho por hacer porque el objetivo que perseguimos es que esta enfermedad llegue a curarse. De cada diez amputaciones no traumáticas, siete lo son por la diabetes; del total de la ceguera en España, el 16 por ciento lo produce esta enfermedad.

 

P: Los avances como la bomba de insulina ayudan y mucho… ¿son accesibles para los enfermos?

R: Sí. Todo aquel que necesita una bomba de insulina se le facilita, aunque para llevar una bomba es necesario un aprendizaje. Hay que programarla, rellenarla, estar pendiente… Lo que llamamos educación terapéutica, algo que no se hace en esta región.

 

P: ¿Será el páncreas artificial la solución?

R: Sería una opción o tratamiento más, pero no definitivo. Queremos y buscamos la curación, pero para ello hay que conocer el origen de la enfermedad. Sabemos que falla el páncreas, que no segrega insulina, pero no sabemos el porqué.

 

 

 

P: ¿Qué porcentaje manejan de población afectada por la enfermedad?

R: En Castilla y León calculamos que el 16 por ciento de la población es diabética, aunque casi la mitad no lo sabe. En el caso de Valladolid, podría ser de un 15 por ciento, aproximadamente. Las cifras son muy alarmantes. Esto es una enfermedad seria y grave que mata.

 

P: ¿Cada vez hay más niños que sufren la enfermedad?

R: Sí. Ha aumentado. Antes era un 10 por ciento y ahora se ha situado en el 13%. Es decir, de la cifra total de diabéticos un 13% corresponde a niños.

 

P: ¿Cómo funciona la Asociación en Valladolid?

R: Actualmente la formamos unos 700 socios, además de padres y tutores de niños con esta enfermedad. Realizamos una vez al mes un taller o una charla de formación, estamos visitando los colegios para ayudar al profesorado con niños diabéticos a su cargo, se organizan campamentos para niños una vez al año, y un encuentro-convivencia para adultos.

 

P: ¿Qué consejo daría desde su experiencia?

R: Que desde el primer momento en que se enteren practiquen una vida sana, que cambien a hábitos saludables, que se alimenten de forma sana con verduras, frutas y legumbres y hacer ejercicio físico. Es importante también que las personas que tengan antecedentes o tengan sobrepeso puedan hacerse pruebas específicas para conocer si son diabéticos.