Margarida ve muy positiva la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Margarida ve muy positiva la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones

"Las personas que fallecen son hijos de la posguerra y han vivido épocas en las que han tenido que ganarse a pulso lo que tienen", ha aseverado el decano-presidente del Ecova.

El decano-presidente del Colegio de Economistas de Valladolid, Palencia y Zamora (Ecova), Juan Carlos de Margarida, ha asegurado que ve el fin de una "incongruencia" con la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones en Castilla y León, que se debatirá en el Pleno de las Cortes del próximo 28 de abril.

 

Según ha explicado De Margarida en declaraciones a Europa Press, se da una "pequeña incoherencia" ya que se pagan impuestos para contribuir pero cuando un familiar fallece, para poder trasladar esa herencia hay que pagar de nuevo. De este modo, ha agregado, se eliminaría esa "doble imposición de algo ya tributado".

 

"Las personas que fallecen son hijos de la posguerra y han vivido épocas en las que han tenido que ganarse a pulso lo que tienen", ha aseverado De Margarida, en referencia a una generación a la que "le costaba hasta tomar un café" y cuya "obsesión" no ha sido otra que la de "dejar a sus hijos en mejores condiciones". Por tanto, considera una "contradicción" que lo que ellos han ahorrado tengan que pagarlo sus hijos.

 

"Otra incongruencia", ha advertido el decano-presidente del Ecova, es que se trata de un impuesto que varía entre comunidades, lo que provoca que el ciudadano "no sea igual en todas partes". Así, su supresión beneficiaría tanto a familias como a empresas, ya que aligeraría la presión fiscal y facilitaría la "igualdad de condiciones".