Marcha atrás del concejal no adscrito que mantiene a la popular Susana Suárez en la alcaldía de Zaratán

Reinerio Breña vota en contra de la moción de censura planteada por la oposición y se postula para entrar en el Equipo de Gobierno y asumir una concejalía.

Susana Suárez, la regidora popular de Zaratán, seguirá manteniendo la alcaldía del municipio vallisoletano. A pesar de la moción de censura, planteada por los cuatro grupos en la oposición (PSOE, AIZ, IU y concejal no adscrito), las negociaciones con Reinerio Breña (concejal no adscrito) han dado sus frutos y han permitido al Partido Popular seguir en el Gobierno. La concejal socialista Alejandra Fernández era la alternativa.

 

Breña, “uno de los principales impulsores de la moción de censura”, según ha planteado la portavoz del PSOE, Alejandra Fernández, dice que en estos quince días le ha dado tiempo a “reflexionar” y a “hablar con muchos ciudadanos e incluso empleados municipales”. “Creo que no es el momento oportuno para esta moción que no beneficia a los intereses reales de los vecinos de Zaratán, hartos de los desencuentros de los grupos políticos”.

 

Reinerio Breña cree que el intento de cambio de Gobierno en el Ayuntamiento responde más a un “revanchismo y poda política”. Ha defendido su voto en contra de la moción de censura “en conciencia”. “No me debo a ningún partido político”. A pesar de su apoyo dice que “no dará carta blanca” y que se mantendrá “como siempre” en su labor de “vigilancia”.

 

Tras la sesión celebrada en un abarrotado salón de plenos, en el que no ha habido ningún incidente, el concejal no adscrito –en declaraciones a los medios de comunicación- no ha ocultado su deseo de entrar en el Equipo de Gobierno y asumir alguna concejalía. Incluso ha mostrado su preferencia por la de Urbanismo, “donde tengo un buen equipo que me podría apoyar” o en la de Deportes, “siempre he estado muy vinculado con este mundo”. También quiere proponer que la oposición pueda formar parte de la Junta de Gobierno Local.

 

Por su parte, Susana Suárez, que mantiene la alcaldía, ha dado las gracias al concejal no adscrito por su apoyo. “Ha sido valiente y ha dado un paso adelante proporcionando estabilidad. Los ciudadanos se lo agradecerán”. La regidora ha prometido seguir trabajando, “que es lo que sabemos hacer en nuestro Partido”.

 

La sesión comenzó al filo de las doce de la mañana con la constitución de la mesa de edad. La candidata a la alcaldía, la socialista Alejandra Fernández, propuesta por los grupos de la oposición explicó algunos de los motivos para desocupar a Susana Suárez de la Alcaldía. “El Partido Popular ha gestionado el Ayuntamiento como si tuviera mayoría absoluta; el objetivo es acabar con esta situación de bloqueo y desgobierno”.

 

Además, ha enumerado algunas de los “fracasos” de la alcaldesa incapaz de “aprobar los presupuestos para 2017 o sacar adelante las normas urbanísticas”. Alejandra Fernández ha acusado a la regidora de “falta de transparencia en la gestión municipal” y ha he explicado que “el colofón” ha sido la “licencia ambiental y urbanística a una gasolinera muy cerca del colegio Violeta Monreal, que ha generado la alarma social”. Fernández dice que zaratán “se merece un Gobierno que escuche y que mire a la cara a los ciudadanos”.

 

Desde la Agrupación Independiente de Zaratán (AIZ) se han sentido “engañados” con la alcaldesa. “Siempre hemos estado a su lado y trabajando por Zaratán. Nosotros propusimos, por ejemplo, la bajada del IBI e intentar organizar este Ayuntamiento”, ha explicado José Vidal Polentinos, quien ha acusado de “poca profesionalidad” a Susana Suárez.

 

Desde Izquierda Unida-Toma La Palabra, su portavoz Miguel Torres, ha defendido la “legitimidad de la moción de censura” y ha recordado que los cuatro grupos de la oposición cuentan con 413 votos más que el PP. “Ustedes son el partido minoritario más mayoritario”, ha ironizado. “Soberbia, falta de empatía y de humildad”, son algunos de los calificativos que ha dedicado a la alcaldesa, a la que ha recordado que “las mayorías, afortunadamente, se han terminado”.

 

Susana Suárez se ha defendido de todas las críticas vertidas. Ha dicho que fueron los ciudadanos en las elecciones de 2015 los que quisieron que gobernara el PP, que se quedó a tan solo 72 votos de la mayoría absoluta. Cree que la oposición ha “zancadilleado” al equipo de Gobierno y ha propiciado una “campaña de desgaste”, porque “saben que en 2019 lograremos la mayoría absoluta”:

 

Ha defendido su “gestión transparente” y ha enumerado sus “logros” en esta última legislatura. También ha echado en cara al PSOE que “hayan utilizado políticamente a los niños y a sus padres preocupados en el caso de la gasolinera”, antes de anunciar que está trabajando en la anulación de la licencia. “Para gobernar hay que ganar en las urnas y trabaja mucho”, ha dicho antes de tender la mano a todos los grupos políticos para trabajar por Zaratán.