Manuel Domínguez Moreno expone en Valladolid la "operación diabólica" en el caso del Banco Popular

Julio del Valle (izquierda) y Manuel Domínguez.

El escritor y periodista califica como "golpe de estado financiero" la compra que permitió al Santander hacerse, por un euro, con el sexto banco más grande de España dejando a 305.000 "personas arruinadas". 

El Banco Popular, sexta entidad financiera más grande de España, fue adquirido por solo un euro por el Banco Santander en una operación sin precedentes en nuestro país y que dejó sin sus ahorros a más de 300.000 inversores que vieron cómo, de la noche a la mañana, las acciones que tenían perdían todo su valor sin ser compensados de ninguna forma. Aquella operación, en junio de 2016, fue la que el escritor y periodista Manuel Domínguez Moreno califica como "diabólica" en su libro, que ha presentado este martes 19 en Valladolid.

 

"Fue una operación pensada y diseñada en Washington. El Santander, por una serie de circunstancias internas, necesitaba apuntalarse y decidieron entonces las autoridades, las españolas con el señor de Guindos (Ministro de Economía) contando con la connivencia de Europa, que había que tragarse al sexto banco de España que le daba todas esas cosas que necesitaba, incluido dinero" relata Domínguez, quien explica que el Santander entró en Reino Unido como símbolo de banco centrado en la UE, y tras el Brexit comenzó "a perder mucho dinero, especialmente en Escocia".

 

A todo ello el escritor añade que el Banco Santander "tiene el 70% de sus inversiones fuera de España, en países de alto riesgo como Brasil y México. Y es un banco que nunca ha funcionado comercialmente con la pequeña y mediana empresa", precisamente una cualidad en la que el Popular sí destacaba.

 

El director de Diario 16 reconoce que le llegan cartas "de personas desesperadas, que se quieren suicidar" y denuncia "sin extremismos" una operación que deja "305.000 afectados, pequeños y medianos accionistas entre los cuales hay incluso trabajadores del Popular, que lo están pasando muy mal". 

 

¿Se trata de un caso más de corrupción que añadir a la lista negra española? Dominguez es tajante: "Sin duda, y digo más que corrupción, porque esto puede ser un golpe de estado financiero". El escritor es claro al defender que "se trata de una investigación totalmente rigurosa" en la que se describe, entre otros, el papel de De Guindos, Ana Botín (actual presidenta del Santander), Ángel Ron y Emilio Saracho (ex presidentes del Popular), y los grandes inversores Reyes Calderón y Antonio del Valle.

 

El autor del libro titulado 'Banco Popular, una operación diabólica. La ignomina y la sinrazón' quiere mandar también un mensaje de optimismo a todos aquellos afectados: "Cada día tienen más opciones. A ver dónde llegamos con esta tarea, pero reciéntemente los tribunales han aceptado la demanda de un bufete de Sevilla basándose en el libro. Transmito esperanza porque, desde algún lado, les van a compensar".