Mañueco moviliza a sus concejales y asesores para enredar la votación de los populares en León

El concejal Fernando Rodríguez.

Fernando Rodríguez, 'estelar' en la sede leonesa, logra ralentizar las votaciones. Emilio Arroita y Cristina Klimowitz, en la mesa de Ponferrada.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, se ha dedicado en cuerpo y alma esta semana a conseguir su objetivo de presidir el PP de Castilla y León y no ha reparado en medios... aunque fueran municipales. Lleva toda la semana de acto en acto y de provincia en provinicia en horario de alcaldía, se ha llevado a su director de gabinete de campaña y, para el último día, se ha reservado su acción más sorprendente. En León, el feudo de su rival en las primarias, ha desplazado a buena parte de su equipo municipal para 'torpedear' las votaciones como han denunciado varios medios leoneses.

 

Según ha podido confirmar TRIBUNA, el alcalde ha mandado a León a no menos de cinco interventores con su 'as' a la cabeza: Fernando Rodríguez. El primer teniente de alcalde tiene una reconocida habilidad para pergeñar todo tipo de enredos y pocos podían ser más indicados para sembrar el caos en la sede leonesa del PP. A fe que lo hizo: su desempeño como interventor logró formar importantes colas y a punto estuvo de dejar sin votar a decenas de militantes.

 

Aunque ha perdido 'comba' con respecto a Carlos García Carbayo, Rodríguez sigue siendo una pieza fundamental y, ante todo y a pesar de todo, un hombre leal al partido y a Mañueco. También es el reconocido autor de unas anotaciones que desvelaron la financiación irregular del PP en la campaña municipal de 1999: Rodríguez reconoció que su letra era la que adornaba un presupuesto de campaña en el que anotó cantidades, en 'a' y en 'b', a nombre de empresas concesionarias de las instituciones.

 

 

Pero es que, además, y como atestiguan medios leoneses, Mañueco también había desplazado a otros dos partidarios a otro feudo importante de León, la localidad de Ponferrada, donde vota el presidente provincial del PP, Eduardo Fernández. Este mismo habría recibido, y rechazado, esta semana una oferta para traicionar a Silván y ponerse del lado de Mañueco.

 

Fernández ha tenido en Ponferrada la 'compañía' de Cristina Klimowitz, concejala en dedicación exclusiva de Mañueco en el Ayuntamiento; y de Emilio Arroita, exconcejal y ahora nombrado asesor de la Junta de Portavoces tras quedarse sin acta de concejal en las últimas elecciones, donde Mañueco perdió la mayoría municipal.