Maisterra presenta su nueva obra en Valladolid: "Lo que se ve es la decepción del hombre al no encontrar la solución a los temas del infinito"

La exposición podrá visitarse desde el 27 de marzo hasta el 29 de abril en el Palacio Pimentel de Valladolid y, además, el artista cuenta con un Museo en Fuentes de Valdepero (Palencia).

La diputada de Cultura, Inmaculada Toledano, y el palentino Narciso Maisterra, han presentado este martes la exposición ‘Retratos en el jardín del silencio’, que se podrá visitar desde el 27 de marzo hasta el 29 de abril en el Palacio Pimentel de Valladolid.

 

Maisterra (1933), sufrió un accidente en 2011 que afectó a su aspecto físico. En cuanto recuperó la movilidad de su brazo derecho, empezó a pintar y su curación se basó en la utilización de la pintura y el dibujo. Comenzó a realizar una serie de autorretratos que le permitieran facilitar el auto reconocimiento, puesto que llegó a verse afectado.

 

Pinto lo que siento que tengo que pintar. La realidad. He pintado siempre figuras, alguna vez paisajes. El modelo en la mayor parte de los retratos soy yo mismo”, lo cual ha calificado como una experiencia interesante, puesto que las modelos suelen ser mujeres y “últimamente he pegado un salto de lo que me parecía más bonito a lo más feo, que es mi propio cuerpo”.

 

El pintor, que ya comenzó a pintar retratos con 17 años, trabajó durante casi dos décadas en Estados Unidos como profesor de arte, coincidiendo con la eclosión del arte pop, el hiperrealismo y los nuevos comportamientos artísticos: “aprendí muchísimo de mis estudiantes”, señaló.

 

Maisterra aseguró ser un gran admirador de la pintura de Francis Bacon y que, a pesar de ser totalmente diferentes, siempre le comparan con él: “nuestros puntos en común es esa tradición religiosa que tanto él como yo llevamos en la cabeza y la búsqueda del espacio, eso es lo que en realidad domina en mi obra. Lo que se ve es la decepción del hombre al no encontrar la solución a los temas del infinito”.

 

Asimismo, afirmó haber apreciado siempre el tema del cuerpo humano y de la piel pero a su vez, también dice haber encontrado un nuevo panorama de ideas, ya que ha creado “una nueva serie sobre fotografías hechas al sol que añaden una nueva dimensión creando un contraste entre sol y sombra”.

 

A raíz de su accidente, el pintor cambió a un formato más pequeño a la hora de realizar sus obras, lo cual, en parte, ve muy positivo porque “va más rápido, hago una obra cada 10 días y me da la ocasión de poder trabajar más y estar menos tiempo con el mismo cuadro”.

 

El artista señaló que, cada vez que comienza un cuadro, resulta una novedad para él y aprende cosas que no sabía. También quiso destacar que siempre cambia los motivos de color “aunque generalmente suelen ser tristes, pero es diferente en todos”.

 

Por último, Maisterra explicó que cuenta con un Museo en Fuentes de Valdepero (Palencia) donde muestra alrededor de un centenar de obras de entre 300 y 500 dibujos, bocetos y cuadros que ha ido guardando y que forman su colección familiar.