Madonna y Michael Jackson, la reina y el rey, vivieron un 'affaire'

Madonna y Michael Jackson

Madonna, la reina del pop le ha hecho un regalazo a James Corden no solo por participar en su Carpool Karaoke, que a buen seguro logrará cifras de récord en YouTube, también le dio un bombazo de exclusiva con la confirmación del affaire que mantuvo con Michael Jackson y del que se viene rumoreando desde la década de los 90.

"Sí, hubo beso, por supuesto", le insistió al conductor británico, que emocionado le preguntó en varias ocasiones si había hablado sobre el romance con algún medio de comunicación. "Nunca lo conté en público porque nadie me lo preguntó, aunque sí lo sabían mis amigos más cercanos", añadió Madonna, que además aseguró que fue ella la que dio el primer paso, ya que el cantante era muy tímido.

 

La estrella musical dedicó a su nuevo amigo, como ella misma definió al showman inglés, más perlitas sobre su vida privada. La cantante de confesó que cuando está en casa se convierte en Julia Andrews, una mujer que hace su día a día como otra cualquiera y que ni fuma, ni bebe, ni sale por las noches. Esa imagen rebelde que siempre ha acompañado a Madonna Louise Veronica Ciccone, y de la que hace gala solo en el escenario, se ajusta ahora más a la etapa vital que atraviesan sus hijos.

 

El resto de los casi 14 minutos de especial en el coche recorriendo las calles de Nueva York fue una mezcla de música y bromas.

 

Presentador e invitada cantaron al unísono algunos de sus mayores éxitos, como Vogue, Bitch I'm Madonna, Papa Don't Preach, Express Yourself, Mussic y Evita, el musical por el que Madonna siente verdadera devoción. Las mofas y las pullas entre ambos fueron una constante, sobre todo con el estilismo de Corden, un vaquero y una camisa de los 90 estilo leñador que no era muy del agrado de la estrella.