Luz verde para declarar nula la Carta de Conformidad firmada por León de la Riva

Pleno ayuntamiento del 5-5-16. JORGE IGLESIAS

El Pleno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este jueves con la única oposición de los ediles del PP, el inicio del expediente de revisión de oficio de la Carta de Conformidad que sirvió como garantía para la suscripción de la línea de crédito de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.

El Pleno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este jueves, con los votos a favor de los grupos Socialista, Toma la Palabra, Sí Se Puede, Ciudadanos, del concejal no adscrito, Jesús Presencio; y con la única oposición de los ediles del PP, el inicio del expediente de revisión de oficio de la Carta de Conformidad firmada en enero de 2011 por el exalcalde 'popular' Francisco Javier León de la Riva, que sirvió como garantía para la suscripción de la línea de crédito de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.

   

Este ha sido uno de los asuntos a debate en la sesión plenaria correspondiente al mes de mayo, celebrada este jueves y que ha vuelto a concluir más allá de las 16.30 horas, si bien en esta ocasión se ha contado con un receso de 45 minutos ya que el alcalde, Óscar Puente, tenía concertada una reunión con el presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, a las 14.45 horas.

   

Entre los asuntos dictaminados por la Comisión de Gobierno, Hacienda, Función Pública y Promoción Económica, se ha debatido la propuesta del acuerdo de inicio del expediente de revisión de oficio del documento que el 24 de enero de 2011 firmó León de la Riva y que el equipo de Gobierno considera "nulo de pleno derecho" porque entienden que se suscribió sin pasar por el mecanismo ni por los trámites necesarios y que tampoco habría sido posible ya que al comprometerse con una deuda de 101 millones de euros se habría superado el límite de endeudamiento vigente en aquel momento.

   

El portavoz del Grupo Socialista, Pedro Herrero, ha aseverado que las tres palabras que relaciona con la firma de la Carta de Conformidad son "mentira, deuda y delito", pues desde enero de 2011 se han "incumplido todas las propuestas", hay 400 millones de euros de deuda de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad y "cero metros de soterramiento". Asimismo, ha incidido en que ahora "cada palo debe aguantar su vela".

   

Así, ha personalizado en dos representantes políticos del PP, como el exalcalde León de la Riva, quien es, en su opinión "un modelo a seguir para la mitad" de los miembros del actual Grupo Popular; y en el concejal del PP Alfredo Blanco, que en enero de 2011 asistió como consejero a la reunión de la Sociedad Alta Velocidad en la que se aceptó las cartas de conformidad suscritas por cada uno de los socios de la misma -Ayuntamiento de Valladolid, Junta de Castilla y León, Adif y Renfe-.

   

De hecho, ha insistido en que Blanco "ha reconocido que sabía de la existencia de ese documento" y que conoció "el coste del préstamo, las durísimas condiciones y los problemas que podía traer al Ayuntamiento su incumplimiento", por lo que le ha apelado y le ha preguntado si el Ayuntamiento estaba entonces "en condiciones legales" para firmar la carta, si sabía que el documento "contravenía los principios" de la Ley de Régimen Local y si asesoró a León de la Riva, a quien ya se ha denunciado por la vía penal.

   

En definitiva, Herrero ha apostillado que tanto el exalcalde como Alfredo Blanco "tenían la esperanza" de que "nunca se supiera" la existencia de la Carta de Conformidad, porque "no esperaban que hubiera un cambio de Gobierno". Finalmente, ha concluido que "ni un acto público irregular se puede legalizar, ni un delito se puede perdonar".

   

Esas referencias a la comisión de un delito han sido criticadas por el presidente del Grupo Popular, José Antonio Martínez Bermejo, que ha lamentado que en el Pleno de este jueves "el respeto a la presunción de inocencia ha brillado por su ausencia", al tiempo que ha reclamado al secretario general del Ayuntamiento que registre en el acta el "literal" de esas palabras ya que "algún día puede que le resulten caras" al portavoz socialista.

   

Asimismo, el concejal aludido, Alfredo Blanco, ha tomado la palabra, no para responder a las preguntas que le ha formulado el Pedro Herrero sino para incidir en una petición similar a la realizada por el presidente de su Grupo y a advertir de que del estudio de esas afirmaciones "pudiera derivarse acciones legales".

   

En todo caso, Martínez Bermejo ha instado al equipo de Gobierno a la retirada de la propuesta de acuerdo, porque ha asegurado que han hecho "un truco saduceo" a las entidades bancarias acreedoras del préstamo pues entiende que cuando se negociaba el aplazamiento de la deuda hasta octubre de 2016 "no se mencionó la nulidad de la Carta de Conformidad", pero unos días después de firmarse la novación con esa ampliación del plazo inician los trámites para declararla "nula de pleno derecho".

   

De hecho, Martínez Bermejo ha considerado que esta acción iniciada hoy por el equipo de Gobierno presenta un "riesgo muy grande" pues podría suponer "el final de la operación del soterramiento del ferrocarril".

   

El alcalde de Valladolid ha tomado la palabra en este debate para criticar al portavoz 'popular', a quien ha calificado de "irresponsable" pues entiende que aunque "debería ser el primer interesado en arreglar este entuerto" es "la persona que más palos en la rueda ha puesto". Así, ha aseverado que se conforma con que le deje trabajar "para arreglar" lo que entiende que el PP "estropeó".

 

EL "TRASPASO DE PODERES"

   

Mientras tanto, el concejal responsable de Urbanismo, Infraestructura y Vivienda, Manuel Saravia, ha explicado que en las reuniones que mantuvo con la predecesora en su Área, Cristina Vidal, y con el exgerente de Urbanismo no le explicaron nada al respecto de la Carta de Conformidad. Así, tras explicar los motivos por los que el equipo de Gobierno entiende que el documento es "nulo de Pleno derecho", ha señalado que "procede" iniciar este expediente para declararlo así.

   

En cuanto al resto de grupos que han apoyado la propuesta, la portavoz de Sí Se Puede, Charo Chávez, ha recordado la importancia que tiene para ella emprender estas acciones, independientemente de la denuncia presentada contra León de la Riva, al tiempo que ha subrayado también la utilidad de la consulta ciudadana que se realizará en los próximos meses sobre el proyecto de soterramiento.

   

Por su parte, tanto Jesús Presencio como su excompañera de bancada en Ciudadanos, Pilar Vicente, han apoyado el inicio del expediente, si bien la concejal ha criticado que, en su opinión, el equipo de Gobierno no ha sido del todo transparente a la hora de proporcionar información a los grupos de la oposición.

   

En este sentido, Manuel Saravia ha considerado que "lo único que no han tenido" los grupos por el momento es la posibilidad de fotocopiar los documentos, pero sí que los han podido consultar "con todas las facilidades". Mientras tanto, Óscar Puente ha recordado a Vicente que si hubiera formado parte "de la anterior Corporación municipal" conocería "las dificultades que había para acceder a la información".