Luz verde a la redacción de los proyectos de los futuros pasos bajo las vías en Hípica y avenida de Irún
Cyl dots mini

Luz verde a la redacción de los proyectos de los futuros pasos bajo las vías en Hípica y avenida de Irún

De esta manera continúa el avance para la ejecución de conexiones que permitirán el tránsito de peatones, ciclistas y vehículos en la zona de Ariza.

La mesa de contratación de Valladolid Alta Velocidad (SVAV) ha adjudicado este jueves la redacción de proyectos, con presupuesto conjunto de 290.000 euros, de tres nuevos pasos subterráneos bajo las vías de ferrocarril al sur de la estación Campo Grande, concretamente el que servirá para tráfico a motor entre las calles Hípica y Adolfo Suárez y los peatonales y ciclista que conectarán la avenida de Irún, respectivamente, con la calle Guadalajara y el parque de Las Norias.

 

Según ha informado el Ayuntamiento de Valladolid en un comunicado recogido por Europa Press, de esta manera continúa el avance para la ejecución de conexiones que permitirán el tránsito de peatones, ciclistas y vehículos en la zona de Ariza.

 

Los contratos tendrán un plazo de ocho meses para estar concluidos los estudios en torno a junio de 2022 (tienen un presupuesto conjunto de 290.000 euros), para la posterior licitación de las obras que permitirán una mayor permeabilidad y mejor comunicación al sur de la estación del Campo Grande.

 

El principal proyecto de los tres el paso inferior para vehículos motorizados que conectará la calle Hípica con la calle Adolfo Suárez, en la zona de la Ciudad de la Comunicación, el cual se ha adjudicado a la empresa GOC por 154.558 euros (IVA excluido, como en todos los lotes).

 

Será un nuevo túnel para vehículos que dará continuidad a la calle Hípica bajo las vías y conectará con la calle Adolfo Suárez con el objetivo de que su rampa termine a la altura del cruce con la calle Boston.

 

El proyecto deberá contemplar el tratamiento de los espacios colindantes de manera que se integre en el entramado urbano, en coordinación con el Ayuntamiento y también con la futura urbanización de la plaza de la Comunicación, proyectada al norte de la calle Adolfo Suárez, y resolver la continuidad de calzadas, aceras y estructura del tráfico.

 

El paso bajo las vías del ferrocarril será una estructura de diez metros de ancho libre y 19 metros de largo para ejecutarla a través de la técnica de empuje o de cajón hincado que permite mantener el funcionamiento ininterrumpido de la comunicación ferroviaria.

 

La ubicación de la estructura estará condicionada por la conexión de ambas calles y deberán resolverse de forma óptima los giros para la segura circulación de vehículos.

 

En la calle Hípica se deberán resolver los accesos y su conexión con las aceras y el viario existente, y se prevé mantener la posibilidad de acercamiento de vehículos de emergencia a los portales números 12 a 18 y a los números 29 a 39. En la calle Adolfo Suárez se tendrá en cuenta el cruce con la calle Boston y su estructura de tráfico en coordinación con el Ayuntamiento de Valladolid. En este caso el ámbito de la actuación en sentido longitudinal a la calle es de, aproximadamente 345 metros.

 

La superficie de la intervención proyectada, incluyendo los espacios anexos, es de unos 7.172 metros cuadrados.

 

Además, el lote 1 atiende al proyecto del nuevo paso inferior peatonal y ciclista entre la avenida de Irún frente al número 5 de esta Avenida con salida al espacio libre publico frente a la prolongación peatonal de la calle Guadalajara, adjudicado a la empresa Novotec Consultores, por un importe de 67.777,56 euros.

 

Se pretende ejecutar un paso inferior bajo las vías del tren, que permita la conexión entre la avenida de Irún y un espacio libre público frente a la prolongación peatonal de la calle Guadalajara (actualmente ocupado por la línea de Ariza), en sentido perpendicular al trazado ferroviario.

 

Se plantean accesos tanto peatonales como ciclistas (de coexistencia de ambos), con rampas y escaleras en sentido perpendicular al túnel en la avenida de Irún y en continuidad con el paseo de borde del ferrocarril.

 

El paso bajo las vías del ferrocarril será una estructura de nueve metros de ancho libre y 19 metros de largo para ejecutarla a través de la técnica de empuje o de cajón hincado. La excavación se aprovechará para formalizar el ajardinamiento del entorno de los accesos.

 

En la avenida de Irún, los accesos al túnel por el norte consistirán en rampas de unos anchos aproximados de 4 metros y por el sur con escalera de 3,50 metros.

 

En este caso el ámbito de la actuación en sentido longitudinal a la calle es de, aproximadamente, 122 metros.

 

El encuentro con el túnel de paso desde el espacio libre público frente a la prolongación peatonal de la calle Guadalajara se configura con rampas y escalera de ancho mínimo de 4 metros para las rampas y 3,50 para la escalera distribuyendo los tráficos peatonales por el espacio libre público sensiblemente paralelos a las vías del ferrocarril. El ámbito de actuación en este lado tiene una longitud aproximada de 120 metros e incluye el tratamiento del espacio libre hasta su conexión con la prolongación peatonal de la calle Guadalajara.

 

La superficie de la intervención proyectada, incluyendo los espacios libres anexos, es de 4.075 metros cuadrados.

 

ELIMINACIÓN DE LA PASARELA SOBRE LAS VÍAS

 

El segundo paso peatonal y ciclista, Lote 3, se ubicará frente a la plaza del Crepúsculo para conectar con la calle Camino de la Esperanza, en el lateral del parque de Las Norias, lo que implicará la eliminación del actual paso sobre las vías. Se ha adjudicado a la empresa Novotec Consultores, por 67.777,56 euros.

 

Se pretende ejecutar un paso inferior bajo las vías del tren, previo desmontaje de la pasarela de acero existente, que permita la conexión entre la avenida de Irún y el Camino de la Esperanza en sentido perpendicular al trazado ferroviario.

 

Se plantean accesos tanto peatonales como ciclistas (de coexistencia de ambos), con rampas y escaleras en sentido perpendicular al túnel en la avenida de Irún y en continuidad con el paseo de borde del ferrocarril. Las rampas y escaleras serán sensiblemente paralelas a la calle Camino de la Esperanza y a las vías del tren integradas en la zona verde junto al ferrocarril en esta margen de las vías.

 

El paso subterráneo será una estructura de nueve metros de ancho libre y 19 metros de largo para ejecutarla a través de la técnica de empuje o de cajón hincado.

 

En la avenida de Irún, los accesos de peatones y bicis al túnel consistirán en escaleras y rampas de unos anchos entre tres y cuatro metros, con tratamientos vegetales intersticiales. Las rampas y escaleras tendrán continuidad con los espacios libres y las zonas verdes generadas paralelas a las vías del tren.

 

En este caso el ámbito de la actuación en sentido longitudinal a la calle es de, aproximadamente 116 metros, debiendo incluir la intersección con los espacios libres junto al sistema general ferroviario.

 

En la calle Camino de la Esperanza, del lado del parque de Las Norias, el encuentro con el túnel de paso se configura con una estructura de rampas en forma de 'Y' a uno de los lados (Norte) con un ancho mínimo de 3,5 metros y escalera en el otro lado (Sur), distribuyendo los tráficos peatonales y de bicis desde la prolongación de la calle Camino de la Esperanza y desde los espacios libres y zonas verdes generados en esta margen de las vías.

 

Los espacios entre las zonas de distribución de tráficos se resolverán con zonas estanciales y mediante tratamiento vegetal.

 

El ámbito de actuación en el lado de la calle Camino de la Esperanza tiene una longitud aproximada de 101 metros e incluye el tratamiento de los espacios libres junto al sistema general ferroviario. A ambos lados se debe resolver la continuidad del carril bici de borde del ferrocarril.