Luis Ocampo no acude al juicio por una manifestación antiborbónica al sufrir un brote de artritis gotosa

El encausado ha hecho llegar al tribunal madrileño y a los abogados de la defensa el certificado médico en el que el facultativo correspondiente recoge que padece un brote de artritis gotosa que le obliga a guardar reposo durante varios días

El médico Luis Ocampo, aquejado de una indisposición, no ocupará este martes el banquillo de la Audiencia de Madrid, donde iba a ser juzgado junto con otras dos personas más como consecuencia de los incidentes registrados en una manifestación antiborbónica celebrada en octubre de 2014 en la Puerta del Sol, en Madrid.

 

El encausado ha hecho llegar al tribunal madrileño y a los abogados de la defensa el certificado médico en el que el facultativo correspondiente recoge que padece un brote de artritis gotosa que le obliga a guardar reposo durante varios días, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

El juicio por estos hechos estaba previsto que se iniciara este martes y se prolongara hasta el jueves en la Audiencia de Madrid, en el que iban a comparecer Ocampo y otros dos acusados más, no así la pareja del primero y letrada ya Doris Benegas, que también figuraba en la causa pero que falleció el 29 de julio de 2016.

 

Los hechos de los que se le acusa y por los que se le solicita una pena de 18 meses de cárcel, por supuestamente, atentado contra la autoridad, ocurrieron en el transcurso de una manifestación convocada por la Coordinadora 25-S para denunciar la corrupción de la monarquía borbónica y reivindicar la República.

 

Luis Ocampo y otros compañeros, según apuntan los colectivos que les apoyan, "fueron simple y llanamente víctimas de la brutalidad de algunos miembros de la Unidad de Intervención Policial enviados por la Delegación del Gobierno de Madrid, bajo la responsabilidad de Cristina Cifuentes, siendo ministro del Interior Jorge Fernández Díaz".

 

Aseguran estos colectivos, a partir del visionado del material fotográfico de la manifestación, que Ocampo fue tirado al suelo y reducido por dos antidisturbios, uno de los cuales apretó su cuello con la rodilla.

 

A raíz de esa intervención policial, el procesado tuvo que ser ingresado en el Hospital 'Fundación Jiménez Díaz' aquejado de un cuadro de presíncope y sintomatología compatible con isquemia coronaria aguda, además de diversas lesiones, especialmente en las muñecas.

 

A los pocos días, además, se le diagnosticó en el servicio de oftalmología del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, desprendimiento traumático de vítreo en el ojo derecho.

 

Ocampo ha mantenido siempre la misma versión de los hechos: que fue agredido por miembros de la UIP sin motivo alguno, de ahí que IUCyL, Anticapitalistas CyL e Izquierda Castellana soliciten su absolución y del resto de sus compañeros y que se depuren responsabilidades respecto al comportamiento de algunos miembros de los antidisturbios en esa manifestación del 4 de octubre de 2014.

 

 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: