Los vecinos de Pedrajas le cogen gusto al calendario erótico y recaudan fondos para luchar contra el alzheimer

Imagen del calendario de 2019 que se dedicó a conseguir fondos para luchar contra el cáncer. TRIBUNA

En su primera y exitosa edición se recaudaron fondos para la lucha contra el Cáncer. 

Vecinos de la localidad vallisoletana de Pedrajas de San Esteban se han unido para recaudar fondos para la Asociación de Familiares de enfermos de Alzheimer y otras Demencias de la Comarca de Iscar a través de la edición del segundo calendario erótico.

 

La imagen de este segundo calendario es una fotografía en la que aparece un grupo de diez familiares de personas con Alzheimer, dispuestas a despojarse de su ropa para dar visibilidad a una
enfermedad muy poco visible, que sufren muchas personas mayores y sus
familias, al convertirse en cuidadores a tiempo completo.

 

El calendario erótico Solidario de Pedrajas en su primera edición, la de 2019, se dedicó a la Asociación Española Contra el Cáncer y el próximo 7 de diciembre se presentará la segunda edición, la del año 2020, cuya recaudación irá destinada a la enfermedad del Alzheimer y a la asociación AFACI de la comarca de Iscar.

 

Un total de 143 modelos de todas las edades, hombres y mujeres de Pedrajas que han "decidido despojarse" de sus ropas por una causa benéfica sin importar su físico. Se trata de 16 instantáneas para dar forma a una nueva edición del calendario solidario

 

Durante el mes de diciembre y aprovechando la Navidad, se llevará a cabo una exposición de 76 fotografías en la Sala de Exposiciones de Pedrajas de San Esteban, con imágenes realizadas para dicho calendario.

 

En enero, febrero y marzo, la exposición viajará a diversos Centros Sociales de Valladolid, con el fin de concienciar sobre la enfermedad.

 

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias de la Comarca de Iscar la integran un grupo de socios, que se unen para mejorar la calidad de vida de la persona afectada y su familia. En la Comarca de Iscar se estima que existen más de 250 enfermos y 750 personas afectadas contando a sus cuidadores; para el año 2050 se calcula esta cifra se duplicará.