Los vallisoletanos responden a la llamada de "A cielo abierto" y agotan las entradas para los espectáculos

Imagen de la cola para recoger las entradas de 'A cielo abierto'. TRIBUNA

Del 6 al 12 de septiembre la plaza de Poniente acogerá espectáculos diarios de ilusionismo para niños y adultos.

 

Las Fiestas de Valladolid estarían a la vuelta de la esquina, pero la crisis generada por el COVID-19 ha obligado a la suspensión de las mismas y que el Ayuntamiento se haya movido para buscar alternativas plausibles para la celebración de eventos culturales.

 

A esa idea se ciñen las 80 actuaciones programadas en 'A cielo abierto', con propuestas de música, danza, teatro, magia, circo o títeres para animar una oferta cultural y de ocio decaída por los rebrotes de la pandemia.

 

Este lunes fue el primero de los días habilitados para hacerse con invitaciones (un máximo de dos por persona) en la caseta colocada en la plaza de Zorrilla, donde se registraron grandes colas de vallsioletanos interesados en los eventos que se desarrollarán en el claustro del convento de Agustinos Filipinos (máximo 125 personas) y el Patio de la Feria (500 personas), Patio Herreriano (140) y Plaza de Poniente (110).

 

Las entradas de la ya clásica actuación de Humor de Protección Oficial han sido una de las más aclamadas por el público y se agotaron en cuestión de horas. La cola, siempre respetando la distancia de seguridad, atravesaba de un lado a otro el paseo central del Campo Grande llegando hasta la misma Plaza Colón.