Los universitarios ahorrarán entre 50 y 90 euros por curso con la rebaja del 5% en las tasas

El edificio de la nueva Escuela de Enfemería de Zamora. Foto: F. Oliva

La anunciada rebaja de las matrículas universitarias reduce el coste y supone un paso más tras la congelación de los últimos años, pero no compensa el importante subidón que dieron entre 2011 y 2014. Las universidades regionales tendrán que seguir compitiendo con precios entre los más altos.

Hacía meses que el compromiso estaba sobre la mesa y ahora, siempre y cuando haya presupuestos, se hará realidad: las matrículas universitarias bajarán por fin el próximo curso. El consejero de Educación, Fernando Rey, ha confirmado la rebaja del 5% en las tasas de matrícula que aligerará un poco la carga que pagan las familias para dar estudios a sus hijos en las universidades públicas de Castilla y León.

 

En concreto, teniendo en cuenta el número de créditos que hay que matricular y según los precios marcados para este año, el ahorro será de entre 50 y 90 euros en función de la rama de titulación en la que nos matriculemos, y unos 21 para un doctorado, siempre para primeras matrículas. En 2017, un grado cuesta entre 17,07 y 30,5 euros por crédito en primera matrícula; un máster, entre 32,78 y 41,58 euros por crédito en primera matrícula; y un doctorado, 421,95 euros. Los precios completos se pueden consultar en este LINK.

 

De manera más concreta, y según un estudio del Observatorio del Sistema Universitari (OSU), matricularse en Ciencias de la Salud cuesta 1.815 euros por curso; 1.450 en Ciencias Experimentales (que engloba Física, Química, Biología, Geología o Matemáticas); 1.663 un curso de Ingeniería y Arquitectura; 1.204 por estudios de Formación del Profesorado; 1.112 por Ciencias Sociales y Jurídicas; y 1.024 un curso de Humanidades. Son precios entre los más altos del país, sólo superados por Cataluña, que es la más cara en todas las especialidades. Por debajo quedan Madrid, País Vasco, Valencia...

 

Esta es la situación en la que han quedado los precios de las universidades de Castilla y León tras los años de la crisis, entre las más caras del país. Hay que tener en cuenta que entre 2011 y 2014 el precio medio del crédito matriculado pasó de 16,07 a 23,11 euros, un 43,8% de subida entre el curso 2011-2012 y el 2013-2014. Se hizo aprovechando un decreto de 2012 que permitía a las comunidades subir un 25% las tasas. Entonces Castilla y León se situó en el podio de las comunidades más caras para estudiar y no lo abandonará a pesar de la congelación de los últimos años y de esta rebaja del 5% que ya habían hecho otras comunidades.

 

 

HASTA EL TRIPLE

 

Estudiar en la universidad puede costar un precio muy distinto según la comunidad autónoma en la que se estudie. Cataluña es la comunidad que tiene precios más altos junto con Madrid y Castilla y León, mientras que Galicia, Extremadura y Andalucía están en la parte baja del precio. Con la congelación para el próximo curso, la situación seguirá siendo igual y un alumno puede llegar a pagar el triple en Cataluña que en Andalucía por estudiar lo mismo. Por ejemplo: Medicina, de 757 en Andalucía a 2.371 euros en Cataluña.

 

La subida de las tasas universitarias adoptada 'por fuerza' en 2012 está teniendo un alto precio para las universidades públicas de Castilla y León. Con un precio de matrícula entre los más altos de todo el país, los cuatro estudios de la comunidad (Salamanca, Valladolid, León y Burgos) han perdido 14.000 alumnos que pueden pagar mucho menos por hacer la misma carrera en comunidades cercanas o limítrofes como Extremadura, Cantabria o Asturias... o casi en cualquier lado, porque las tasas sólo son más caras en Cataluña.