Los turistas permiten amortiguar "ligeramente" la caída de ventas del verano en las librerías del centro

Los libreros admiten peores cifras que en 2012 y advierten de la menor diferencia entre invierno y verano por la bajada generalizada de ventas.

La compra de libros por parte de turistas que visitan Valladolid permite amortiguar "ligeramente" en las librerías del centro de Valladolid la caída de ventas que tradicionalmente se produce durante los meses de verano, a pesar de que las primeras cifras obtenidas de julio apuntan a un comportamiento "peor" que en el mismo mes de 2012.

 

Así lo han apuntado distintos establecimientos del centro de la capital, algunos de los cuales sí han advertido de que la bajada generalizada de ventas ha reducido las diferencias que solían producirse entre el periodo invernal y estival, a pesar de lo cual julio y agosto se mantienen como los peores meses para la venta de libros, según las mismas fuentes.

 

En concreto, varios de ellos han señalado que es "habitual" que los turistas, algunos de ellos incluso extranjeros, que pasan por Valladolid se detengan a mirar libros en aquellos establecimiento más próximos a los edificios emblemáticos de la ciudad. Según estas mismas fuentes, las guías y libros sobre Valladolid, así como las obras de autores locales como José Zorrilla, Miguel Delibes o Gustavo Martín Garzo son las más demandadas por estos visitantes, así como la novela policíaca ambientada en la ciudad 'Memento Mori', de César Pérez Gellida.

 

Por su parte, los géneros preferidos por los vallisoletanos en estas fechas son la novela de temática "ligera" y "de lectura ágil", muchas de ellas situadas en lugares exóticos, lo que supone una respuesta al deseo de "evasión" de los lectores y de "no tener que realizar grandes esfuerzos de concentración" durante las vacaciones, como han apuntado fuentes de Librería Oletvm.

 

Junto al argumento, el formato del libro cobra importancia en estas fechas, donde la edición de bolsillo es preferida por ser "más cómoda y manejable para llevar de viaje", según han señalado en Casa del Libro, donde también han subrayado que en verano "se sigue vendiendo mucha novela negra".

 

Entre los libros más vendidos este verano se encuentran 'La verdad sobre el caso Harry Quebert', de Joël Dicker; 'La vida cuando era nuestra', de Marian Izaguirre, y 'Brújulas que buscan sonrisas perdidas', de Albert Espinosa.

 

GUÍAS DE VIAJE

 

Otro género demandado habitualmente en verano son el de las guías de viaje que, no obstante, este año ha experimentado una bajada como consecuencia, según apuntan los libreros, del descenso de desplazamientos vacacionales por culpa de la crisis.

 

En este sentido, sí han coincido en destacar el aumento de ventas de guías de Portugal, que ha absorbido parte de la caída de aquellas referentes a Europa central, lo que podría reflejar un incremento de viajes al país vecino como "alternativa económica" para viajar, a juicio de los establecimientos. Mientras tanto, en algunas librerías como Oletvm sí han precisado que la venta de guías de países exóticos "se ha mantenido estable".

 

Con esta opinión discrepa el gerente de Librería 'A Pie de Página', Enrique Señorans, quien considera que el número de turistas que acude a las librerías es "anecdótica", algo que justifica por el hecho de que ninguno de estos establecimientos "abra las tardes de los sábados". "Si la clientela de turistas fuera importante, todas las librerías abrirían los domingos", ha sentenciado.

 

Señorans también se ha desmarcado de los datos de las principales ventas, ya que en su establecimiento promociona una selección de los libros publicados durante el año que considera "los mejores", con independencia "de si son conocidos o no". Asimismo, ha reconocido que, en su caso, la diferencia entre invierno y verano se mantiene patente debido al peso que la venta de libros de Derecho --por su proximidad a esta facultad-- tiene.

 

Por su parte, en Librería 'El Sueño de Pepa', ubicada en la Plaza Mayor, los denominados 'Best seller' encabezan el registro de ventas "de la misma forma que en invierno", un liderazgo que comparte con la literatura infantil.

 

No obstante, si ha reconocido que la novela romántica o los libros de menor precio tienen una "mayor demanda" que otros "más gruesos e intensos" como puedan ser algunas novelas de corte histórico o ciertos clásicos.

 

Al hilo de esto, fuentes de Librería Oletvm han subrayado que la novela negra, los relatos cortos o de humor son preferidos en verano sobre otras "más sesudas" y "menos comerciales" que sí se venden en invierno, como pueda ser también el género de ensayo.