Los traficantes detenidos en la operación 'Vilma' en Valladolid sellan el pacto de dos años de cárcel para cada uno

Los cuatro acusados y sus letrados, durante la conformidad celebrada en la Audiencia de Valladolid. E.P.

Se trata de tres varones y una mujer arrestados en noviembre de 2018 acusados de vender heroína en el barrio de San Nicolás.

Los cuatro de la operación 'Vilma', tres varones y una mujer detenidos en noviembre de 2018 acusados de vender heroína en el barrio vallisoletano de San Nicolás, han ratificado este jueves con la Fiscalía penas que globalmente suman ocho años de cárcel, en lugar de los catorce a los que se exponían inicialmente, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

El pacto sellado entre los encausados y la acusación pública ha hecho inncesaria la celebración del juicio previsto para este jueves y el viernes en la Audiencia de Valladolid, donde tan sólo han ocupado el banquillo para dar el sí definitivo a dos años de prisión y una multa de 400 euros, en lugar de los tres y medio y 1.200 euros que les pedía el fiscal del caso.

 

Los encausados, tres varones con iniciales M.M.C.L, J.S.R.C. y J.M.C.U. y la novia del primero, P.F.E, han sido condenados, en sentencia que será ya firme, por un delito contra la salud pública, en la modalidad de drogas que causan grave daño a la salud, en el que concurre la atenuante analógica de drogadicción.

 

La Policía Nacional comenzó las pesquisas a mediados del mes de septiembre de 2018, cuando los agentes establecieron un dispositivo tras recibir informaciones sobre la afluencia de personas de aspecto toxicómano en las inmediaciones de la calle Expósitos, donde tenía su domicilio la pareja acusada, al objeto de comprobar la existencia del delito e identificar a las personas que pudieran tener participación en dicha actividad.

 

Tras cerciorarse de los hechos, se realizó un dispositivo policial en el que participo la VII Unidad de Intervención Policial, tras lo que se procedió a la detención de tres de los investigados en la calle San Quirce, M.M.C.L, P.F.E. y J.M.C.U, cuando regresaban de adquirir en el barrio zamorano de Las Llamas 3,01 gramos de heroína valorada en 408 euros que pretendían vender a terceros.