Cyl dots mini

Los trabajadores del Grupo DIA exigen la retirada del ERE que podría dejar sin trabajo a 30 empleados en Valladolid

Piden que se retire el expediente de regulación de empleo hasta que se celebre la junta de accionistas el 20 de marzo. En Castilla y León hay un cnetenar de trabajadores afectados.

Decenas de trabajadores del Grupo DIA se han manifestado este miércoles a las puertas del supermercado que la compañía tiene en la calle Tudela de Valladolid para exigir “la retirada del expediente de regulación de empleo hasta que se celebre la junta de accionistas del 20 de marzo”, así lo ha explicado, desde Comisiones Obreras, Marcos Gutiérrez.

 

Dice el responsable del sindicato que se niegan “a que la mala gestión empresarial la paguen los trabajadores con su empleo”. Dice Marcos Gutiérrez que la empresa era “rentable” y hace “tan solo tres años presentaba muy buenos datos económicos”. “Esa mala gestión nos ha abocado a poner en riesgo más de 1.500 empleos a nivel estatal. En Castilla y León la afectación ronda el centenar de personas y en Valladolid una treintena”.

 

Cree Marcos Gutiérrez que no tiene sentido este ERE cuando se celebra la junta de accionistas el próximo día 20 de marzo. “Es imposible negociar cuando no se sabe quién va a dirigir la compañía y bajo qué parámetros y qué plan de viabilidad regirá la empresa”. Creen desde Comisiones Obreras que hay “alternativas” a la “pérdida de empleo”. “Únicamente con que mantuvieran una plantilla mínima en cada una de las empresas produciría la no pérdida de empleo”.

 

Durante la movilización se han gritado consignas como que “en DIA no sobra nadie”, se han anunciado nuevas manifestaciones. Será durante los días 19 y 20 de marzo, coincidiendo con la junta general de accionistas.

 

Asimismo, Marcos Gutiérrez ha reconocido que lo ideal es que todos los sindicatos tuviéramos “unidad de acción” pero que en esta empresa hay una “circunstancia especial” ya que “nueve de los 13 miembros de la mesa negociadora pertenecen a un sindicato de comercio, un sindicato amarillo, que no ha negociado ni EREs ni ha secundado movilizaciones y que por lo tanto se está posicionando al lado de la empresa”.