Los toros de Núñez de Cuvillo vuelan en el séptimo encierro y dejan dos heridos por asta

Séptimo encierro de San Fermín

Los toros de la ganadería gaditana de Nuñez del Cuvillo han protagonizado un vistoso encierro que ha dejado dos heridos por asta, en el tramo de Santo Domingo y en Espoz y Mina, así como un traumatismo craneal en la zona de Estafeta.

El séptimo encierro de Sanfermines 2017 ha sido rápido y muy emocionante, con tres toros muy rápidos que han encabezado la manada creando peligro. El encierro ha durado dos minutos y 40 segundos, porque la manada ha permanecido unos 15 segundos en la plaza de toros.

 

Dos mozos han resultado heridos por asta de toro y han sido trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra, según datos provisionales de los servicios sanitarios, mientras que otros cuatro corredores han sido llevados al hospital con contusiones.

 

Tres toros, primero un colorao, después uno castaño y en el tramo final uno negro, se han ido relevando en la cabeza de la carrera.  El resto del recorrido por Telefónica hasta la plaza de toros se ha producido prácticamente sin incidencias y las reses han llegado al coso en 2 minutos y 15 segundos. Sin embargo, al adelantarse a los cabestros, han dudado varios segundos en la plaza hasta que los cabestros les han dirigido hacia los chiqueros finalizando una carrera de 2 minutos y 40 segundos.
 

Los toros de Vejer de la Frontera, en Cádiz, han participado antes en siete encierros de San Fermín, en los que ha dejado ocho heridos por asta. Esta ganadería suele protagonizar encierros rápidos y es relativamente frecuente que uno de los toros quede suelto provocando más peligro.

 

Los diestros Antonio Ferrera, Alejandro Talavante y Ginés Marín lidiarán a los astados en la Plaza de Toros de Pamplona esta tarde.