Los sueldos tras la crisis: la mitad de los trabajadores ya no llega a 'mileurista'

El 47% de los asalariados no cobra ni mil euros al mes y ser 'mileurista' se convierte en aspiración para muchos. Casi 6 millones de trabajadores (un 34,4%) podrían encontrarse en riesgo de pobreza. 130.000 directivos cobran más que los 5,7 millones de trabajadores precarios juntos.

Este último día 1 de mayo los sindicatos han insistido en varias consignas: estabilidad, empleo de calidad, negociación colectiva... pero la necesidad que ha sonado con más fuerza es la de engrosar los salarios. Es la principal reivindicación en un contexto en el que, tras la crisis, la recuperación se ha hecho a costa de los sueldos de los asalariados. De hecho, la recuperación se ha hecho a base de bajar los sueldos porque el número de sueldos mileuristas ha crecido exponencialmente hasta llegar a un punto insólito.

 

Así, a día de hoy prácticamente la mitad de los trabajadores no llega a mileurista. Antes de la crisis, ese era el umbral que separaba a los trabajadores bien pagados de los que no, y ahora es una aspiración casi imposible para el 47% de los empleados. Este es el número de los que, según los técnicos de Hacienda, cobra por debajo de esos mil euros al mes.

 

Esta es la conclusión que se extrae del informe realizado por los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). El colectivo señala que el número de trabajadores españoles que cobra menos de 1.000 euros mensuales ha aumentado de forma continuada en los últimos ocho años, alcanzando en 2015 -año de la última estadística disponible- la proporción más alta desde que comenzó la crisis, con el 47% de los trabajadores (8.160.172 personas) con salarios por debajo del mileurismo.

 

Además, los Técnicos de Hacienda alertan de que, de no contar con otros ingresos familiares, casi 6 millones de trabajadores (un 34,4%) podrían encontrarse en riesgo de pobreza, al percibir un sueldo por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) (SMI de 9.080,40 euros en 2015, teniendo en cuenta que 8.010,90 euros era el umbral de riesgo de pobreza en hogares de una persona en ese año, sin considerar que el umbral de pobreza en hogares de 2 adultos y 2 niños era 16.823 euros).

 

Gestha indica que la mejoría de la actividad económica y de los beneficios empresariales en 2014 y 2015 no se trasladó a los salarios más precarios. En cambio, esta espiral del mileurismo contrasta con la situación de los directivos, que han seguido aumentando su salario inmunes a la crisis económica. En los dos últimos años el número de estos trabajadores con sueldos más altos ha aumentado hasta las 136.502 personas, el 0,8% del total de 17.349.558 asalariados.

 

Gestha califica la situación retributiva de los trabajadores precarizados como injusta si se tiene en cuenta que estos 136.502 directivos ingresan exactamente lo mismo que los 5.754.174 de trabajadores con sueldos más bajos, el 96,5% de los 5.960.597 trabajadores con sueldos por debajo del SMI.