Los sindicatos redirigirán sus movilizaciones hacia Apehva durante el concurso de pinchos para no perjudicar a la ciudad

UGT y CCOO informando sobre el convenio colectivo del sector de Hostelería de Valladolid. DAVID LOZANO

CCOO y UGT han lamentado que Valladolid tenga "la mala suerte" de contar con una "pretendida representación" de un colectivo empresarial que "se había ganado una bien merecida reputación, ahora inmerecidamente en entredicho".

Los sindicatos CCOO y UGT redirigirán sus movilizaciones durante el concurso de pinchos y tapas de Valladolid hacia la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería (Apehva), en lugar de concentrarse en la Cúpula del Milenio, centro del certamen, a fin de "no perjudicar a la ciudad" y "salvaguardar sus intereses".

 

En un comunicado conjunto remitido a Europa Press, CCOO y UGT ha lamentado que la ciudad tenga "la mala suerte" de contar con una "pretendida representación" de un colectivo empresarial que "se había ganado una bien merecida reputación, ahora inmerecidamente en entredicho".

 

Según han recordado, el lunes 29 de octubre acudieron a una reunión a petición de la concejal de Cultura y Turismo, Ana Redondo, junto con la Asociación de Hostelería, para intentar solucionar el conflicto que mantienen en relación al nuevo convenio colectivo.

 

En dicha reunión se alcanzaron una serie de compromisos con el Ayuntamiento, que la Asociación "se comprometía a trasladar a su Junta Directiva" con el compromiso de no realizar ninguna movilización en el concurso nacional de pinchos y tapas hasta ver el resultado de dichas asambleas patronales, en las que se subsanaría la cuestión del acta de constitución de la mesa negociadora necesaria para registrar el convenio.

 

Sin embargo, la rueda de prensa de la patronal ofrecida el pasado martes lleva a los sindicatos a asegurar que su palabra "no vale absolutamente nada" y que la asociación "no se merece que la dirijan estas personas ni un minuto más".

 

Por ello, han decidido salvaguardar los intereses de la ciudad y no activar las movilizaciones en la Cúpula del Milenio los días 5 y 6 de noviembre, sino dirigirlas hacia la Asociación de Hostelería de Valladolid.

 

Por último, han emplazado a "la inmensa mayoría de los empresarios de la hostelería de Valladolid, gente profesional y muy prestigiada", a que sus representantes "vuelvan a la senda de la sensatez y faciliten sin necesidad de judicializar el conflicto, la efectividad de un Convenio Colectivo fruto del consenso alcanzado entre todos".

Noticias relacionadas