Los seis dulces que no pueden faltar en tu mesa esta Navidad

Tribuna Valladolid hace un repaso por los aperitivos más dulces de estas fechas para que no te pillen desprevenido.

La Navidad. Esa maravillosa época en la que todo es felicidad, alegría, jolgorio... y prisas, compras, estrés, agobio por encontrar el regalo perfecto, dolores de cabeza por dónde dejar a los niños mientras los padres trabajan o 'ayudan' a los Reyes Magos con sus compras.

 

La verdad es que aunque todo sea, a priori, bueno en Navidad, no todo son buenas noticias. Por eso el ser humano, como animal inteligente, ha diseñado fórmulas para hacer que el día a día se convierta en mucho más fácil, o que por lo menos, al llegar a casa, un día negro lo parezca algo menos. Una de estas fórmulas mágicas son los dulces, y esta época navideña que se nos avecina tiene un montón de postres típicos para que la que se supone época más feliz del año sea realmente feliz.

 

ROSCÓN DE REYES

 

Quizá sea empezar por el final, pero el roscón de reyes es el postre favorito de los vallisoletanos, no solo de Navidad, sino de los 365 días al año. Cuenta la tradición que el principal valedor de este postre fue el rey francés Luis XV, quien lo descubrió gracias a uno de sus cocineros eslavos, y lo difundió por toda europa occidental y las colonias.

 

También por su culpa se esconde una sorpresa dentro, pues su cocinero escondió en el roscón original un collar de diamantes para su rey. Esta costumbre pasó del monarca a la aristocracia, y de los nobles al pueblo llano, con Sevilla y Madrid como principales focos en España.

 

Ya sea relleno de nata, de trufa, de crema o solo, con o sin fruta escarchada (junto a la pizza con piña, una de las batallas sempiternas del género humano), solo o bañado en leche o chocolate caliente, es el dulce típico de Navidad por excelencia y no puede faltar este año en tu mesa.

 

TURRÓN

 

Duro o blando. De almendra o de chocolate. Incluso de Girlache. El turrón en todas sus variedades forma parte cada año de las bandejas de postres de Navidad en Valladolid. Cortado en prismas perfectos o en trozos irregulares, ordenadito o puesto 'al tuntun', lo importante es que después de los quince platos de la cena de Nochebuena siempre quede un hueco, aunque sea mínimo, para un pedacito de este postre.

 

El turrón es una masa dulce obtenida por la cocción de miel a la que se incorporan almendras peladas y tostadas. A dicha masa se le puede añadir, o no, clara de huevo para que emulsione. Su origen se sitúa en la península arábiga en el Siglo XI. Los árabes trajeron este postre a las costas del Mediterráneo, en particular a España y a Italia. La versión española del turrón nace en la provincia de Alicante alrededor del siglo XV pues en época de Carlos V ya era un dulce famoso.

 

La verdad es que uno sabe que la Navidad se acerca de verdad cuando los anuncios televisivos empiezan a llenarse de esas canciones de las que es imposible no acordarse cuando se habla de turrón. Y es que todos los anuncios de este dulce llevan acompañados una melodía que ha traspasado generaciones. Fíjese si es importante que hasta tiene un museo propio en Xixona.

 

MAZAPÁN

 

Si hablamos de almendras y azucar como base del turrón, no podemos olvidarnos de que también son la base de otro típico postre navideño, el mazapán. Su origen también sería árabe -aunque algunas leyendas le otorgan procedencia persa-, y habría sido introducido con la invasión musulmana de la península Ibérica en el siglo VIII, o bien desde el este, a través de peregrinos y cruzados.

 

No todas las teorías incluyen este dulce como algo extranjero, hay una que sitúa el origen del mazapán en España. Concretamente en Toledo, donde según don Clemente Palencia Flores, antiguo archivero municipal de la ciudad, resulta verosímil que el mazapán fuera inventado. Para más señas en su convento de San Clemente tras la batalla de las Navas de Tolosa, en 1212.

 

Estos pequeños dulces son perfectos para un postre después de una copiosa comida de Navidad, o para endulzar el final de un día de compras. Así lo saben los toledanos, ya que allí el mazapán no se come solamente en fechas navideñas, sino que se pueden disfrutar todo el año.

 

POLVORONES

 

Identificados en España con la figura del toro, el polvorón es una torta de harina, manteca, azucar y canela. Aunque los más famosos son los de Estepa, Tordesillas cuenta con alguna de las más célebres marcas de calidad en polvorones de la geografía.

 

A pesar de típico navideño, en Navarra se disfrutan durante todo el año. Suelen ser confundidos con mantecados, pero se diferencian de ellos por el uso de almendra en su elaboración. 

 

PELADILLAS

 

Y si de almendras se trata, ingrediente fundamental en los tres dulces anteriores, no podemos olvidarnos de las famosas peladillas. Este pequeño caramelo consta de una almendra confitada que además de en Navidad, encuentra su lugar en los regalos de las Comuniones.

 

Su historia es antiquísima. Según algunas fuentes históricas, las peladillas ya se conocían y se utilizaban en época romana. Se cuenta que los antiguos romanos, ya las ofrecían para celebrar nacimientos y bodas, solo que en la época, no habiendo sido aún descubierto el azúcar, se cubrían las almendras con miel y harina.

 

Su distribución no está limitada a España. En otros países mediterráneos también se consume en estas fechas, como Italia, Grecia o la vecina Francia.

 

CARBÓN DULCE

 

Si finalmente has sido malo y te has merecido carbón, no te preocupes, no tiene por que ser el fin del mundo recibir este regalo. El dulce se asemeja por fuera al carbón, pero su corazón es completamente distinto. 

 

El carbón dulce es un preparado a base de azúcar y agua. El modo de elaboración consiste en conseguir una especie de espuma que, al enfriarse, se parece al carbón, de ahí el nombre. Eso sí, previamente hay que colorear el compuesto con humo negro.

 

Si te regalan este dulce la Noche de Reyes no te preocupes, no tienes por qué haber sido malo, puede ser solamente un aviso de lo que pasará el próximo año. Y si es el caso de no haber merecido otra cosa, comienza a endulzar tu comportamiento desde ese día con este falso carbón.

 

Son muchos más los postres que podemos encontrar en las mesas vallisoletanas estas fechas navideñas. El ser humano ha ideado una y mil formas para endulzar de verdad estas fechas. Solo queda desear una dulce Navidad a todo el mundo.

 

Noticias relacionadas