Los retos del rector de la UVa para 2017: mejorar la "calidad" de la docencia y "crecer" en investigación

Confía en que se haya aprendido la "lección" y los responsables de dibujar el nuevo pacto educativo lleguen a un "entendimiento".

Mejorar la "calidad" de la docencia y "aumentar" la actividad en la investigación figuran como retos en la hoja de ruta de la Universidad de Valladolid (UVA), según ha apuntado su máximo responsable, el rector Daniel Miguel San José, que confía en que los responsables de dibujar el nuevo mapa educativo lleguen a un "entendimiento" para consensuar un modelo "estable".

 

Así lo ha reconocido el rector de la UVA, en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha hecho balance de un 2016 marcado por la "inestabilidad" en el Gobierno central que "ha repercutido" también en la institución académica.

 

En este sentido, Miguel San José ha lamentado el "parón" por la ausencia de Gobierno durante cerca de un año, situación que ha traído "consecuencias" porque ha obligado a "prorrogar" los presupuestos, por lo que no se ha podido hacer "oferta" de empleo público sin "estabilizar", de esta manera, la docencia hasta dentro de "unos meses".

 

Precisamente, mejorar la calidad de la docencia es uno de los retos que el rector se pone para 2017. Si bien Miguel San José ha reconocido que ha ido "mejor" que en "otros" años porque la tasa de reposición era "más elevada" y se han podido "convocar plazas", sigue persistiendo el problema por los "efectos" de la crisis, una situación que entiende tardará años en solucionarse para "recuperar" todo lo que se ha perdido durante "este tiempo".

 

De ahí que incida en mejorar la "calidad" de la docencia a través de las herramientas que la institución tiene. "Hemos puesto en marcha un plan de Empleabilidad para los estudiantes que incluye muchos aspectos que inciden en la formación, pero también en la orientación a la hora de que elijan sus estudios que creo que es importante para que sepan qué es lo que van a hacer y cuáles son sus posibilidades cuando acaben", ha reconocido.

 

Otro de los objetivos, es "seguir" aumentando la "actividad" investigadora. El rector entiende que, aunque ha habido una "recuperación" en la captación de los recursos hay que "seguir" ya se mantienen "por debajo" de los niveles de antes de la crisis.

 

PACTO EDUCATIVO

 

Mira con cierto recelo el nuevo mapa educativo que están dibujando a nivel político. Aunque mantiene su escepticismo al insinuar que todos dicen ser "muy dialogantes" y el tiempo "ha demostrado" que no era "así", confía en que se haya aprendido la "lección", "encontrar" puntos en común y "poder" escucharse.

 

"Al menos ahora, al haber un Gobierno se pueden hacer las cosas en firme y se ha salido de la situación en la que estábamos el año pasado donde no se podían dar pasos en firme con un Gobierno en funciones", ha reconocido.

 

También se ha referido a la vuelta al sistema de las PAU, una decisión que ha calificado como "práctica" ya que es lo "más parecido" a lo que había y, por lo tanto, lo que "mejor" conocen tanto profesores como estudiantes.

 

RELACIONES

 

Por otra parte, Miguel San José han reconocido que las relaciones entre las universidades públicas de Castilla y León es "muy buena", una situación que queda reflejada en la "alianza estratégica" que representa el Campus de Excelencia Internacional.

 

"Cada universidad tiene sus intereses, pero estamos convencidos de que hay muchas cosas que si las hacemos unidos somos más fuertes y en ese sentido no hay reticiencias", ha puntualizado para desterrar ya las "reticencias" que en su día hubo entre Burgos y Valladolid y que podrían haber aflorado después de la propuesta del consejero de Educación, Fernando Rey, de llevarse el Campus de Soria a Burgos. "Hay ganas de colaborar y de hacer cosas en conjunto", ha zanjado.

 

GOBERNANZA

 

Tuerce más el gesto a la hora de hablar de la "gobernanza" de la Universidad. Reconoce que su "estructura" tiene ya unos "cuantos" años y que, en "algún momento", tendrán que "reformar". "Tenemos unos estatutos que han quedado desfasados, pero que hemos demostrado que somos incapaces de cambiar porque hemos hecho tres intentos y ha resultado imposible", ha lamentado.

 

En este sentido, insiste en que la situación es "compleja", debido a que hay demasiada legislación que ha dejado "desfasada" a la normativa interna de la propia universidad, lo que genera "problemas". "Vamos haciendo lo que podemos y creo que no nos va mal dentro de las limitaciones. Uno, a veces, echa de menos una administración más ágil, pero esto no solo le afecta a la universidad, sino también al sector público y al privado", ha admitido.

 

OBRAS

 

Por último, Daniel Miguel San José ha enumerado las obras que se han llevado a cabo durante el año 2016 que, en esta materia, ha reconocido no ser "malo". "Hemos llevado a cabo la II fase del Campus de Segovia, se continúa en el tratamiento del edificio de la sede de las Ingenierias Industriales, vamos a comenzar el Torreón-Aulario y se ha presentado el proyecto definitivo de la ampliación del Campus de Soria que esperamos poder licitarla durante el primer semestre y tenerla adjudicada para otoño", ha concluido.