Los restaurantes vallisoletanos siguen renovándose durante el confinamiento para entregar a domicilio

Entrega a domicilio en el restaurante La Candela. TRIBUNA

Muchos de estos locales no abrirán cuando Valladolid pase a la fase 1 y buscan nuevas fórmulas para llegar al cliente.

No es una novedad a estas alturas del Estado de Alarma, pero síe stá claro que toca renovarse según van pasando las semanas. Los restaurantes de Valladolid se adaptan a las medidas del Gobierno entre las que destaca la entrega a domicilio, una opción que los clientes ven cada vez más clara para poder disfrutar de sus platos favoritos desde casa. “Llevamos 10 días trabajando para llevar la comida a las casas, además, los fines de semana es cuando más demanda tenemos”, afirma Teo Rodríguez el responsable del Restaurante Trasto de Valladolid.

 

Es un hecho que la entrega a domicilio ha venido para quedarse y para convertirse en un servicio esencial de los restaurantes. “No tenemos muy claro cómo va a responder el cliente, habrá quienes tengan mucho miedo al contacto físico y otros que les importe un poco menos”, admite el conocido chef televisivo Javier Peña, mientras afirma que abrirá La Candela en la fase 1, pero no el Sibaritas Klub debido a su condición de alta gastronomía: “ahora mismo que alguien vaya a comer un menú degustación de 70-75 euros es prácticamente inviable”, admite.

 

Teo Rodríguez, del Trasto, afirma que en estos instantes va mucha más gente a recoger sus pedidos al restaurante en lugar de pedir la entrega a domicilio: “prácticamente un 80% de los clientes acuden al local y un 20% piden que les llevemos el pedido a casa”, admite, mientras confirma que no podrán abrir el local en la fase 1: “no vamos a poder empezar a ofrecer los servicios en el restaurante, porque prácticamente no tenemos terraza. Seguramente nos incorporaremos ya en la fase 2 “.

 

El chef Javier Peña admite que de momento sólo ha puesto en marcha uno de sus dos restaurantes, La Candela, ofreciendo una carta adaptada al 'delivery' a través de Just Eat, pero mantenido el espíritu del restaurante: “estamos haciendo las entregas a domicilio que nos deja la aplicación. Sé que podríamos llegar a muchos más sitios, pero damos lo que la plataforma nos permite”, afirma Peña, mientras admite que ahora mismo el negocio está en crear una aplicación para llevar comida a domicilio.

 

Víctor, uno de los socios del grupo Blablabla formado por La Pera Limonera, La Cotorra y La Cacatúa, corrobora las palabras de Peña  y confirma que este viernes día 22 lanzarán una marca propia de entrega a domicilio, “Blablabla delivery”, en la que ofrecerán los platos estrella de los tres restaurantes: “no lo hemos hecho antes porque los tres socios que trabajamos en los locales lo hacemos como gestores, no cocinamos y si hubiésemos empezado antes con la entrega a domicilio supondría sacar del ERTE a mucha gente sólo para cocinar, sin tener garantías de éxito”, admite Víctor, seguro de que la aplicación de comida a domicilio se convertirá en un aliado esencial para el restaurante.

 

Esperamos que el lunes, si todo va bien, podamos pasar a la fase 1 y abrir las terrazas de nuestros locales”, confiesa Víctor, uno de los socios del grupo Blablabla. Para ello afirma que todos sus locales utilizarán el 50% de la terraza, los empleados tendrán una jornada reducida, ya que al proporcionar la mitad del aforo no será necesario que acudan todos. Además esta semana están aprovisionándose de todos los productos higiénicos: “hemos comprado dos alfombras, una que utiliza lejía y agua para limpiar los zapatos y otra que los seca. Las utilizaremos en la terraza de La Pera Limonera”, afirma Víctor.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: