Los puestos del mercado de Plaza España se trasladarán en enero por las obras de la marquesina

El mercado de Plaza España. TRIBUNA

Los trabajos comenzarán a principios de años y obligarán a los profesionales a cambiar de lugar, todavía por decidir, durante unas cinco semanas.

La colocación de la cubierta vegetal de la marquesina de la Plaza España, correspondiente al proyecto ‘Urban GreenUp’, tendrá daños colaterales. Estos son los profesionales de los puestos del mercado que cada mañana venden sus productos en el lugar, ya que lo tendrán que hacer en otro mientras duren las obras.

 

El Ayuntamiento de Valladolid se reunió el pasado martes con los representantes de los puestos para explicarles “de manera pormenorizada” cómo se desarrollarán las obras. Estas les afectan directamente y, tal y como comentó la concejal de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez, ellos mismos propusieron la opción de trasladarse a la calle Muro, que ya albergó temporalmente el mercado en la obra que tuvo lugar años atrás en la misma Plaza España.

 

No es algo definitivo, ya que otros trabajadores ven con mejores ojos la posibilidad de colocar el mercado en el Campo Grande, pero el Consistorio, incluso, ya piensa en la opción de que los puestos puedan estar “cubiertos”. “Será durante unas cinco semanas, aunque ojalá sean menos. Las obras comenzarán a principios de enero, ya que queríamos dejar pasar las navidades para no perjudicarles”, expresó Chávez.

 

La concejal reiteró el esfuerzo del Ayuntamiento para trastocar lo menos posible a los trabajadores, al tiempo que aseguró que, cuando finalice la obra, el resultado de la marquesina “les va a dar muchísimo valor”. De hecho, apuntó que su intención es otorgar “un impulso” a los tradicionales puestos.

 

CASI 100.000 EUROS

 

La adjudicación de esta licitación ha correspondido al Grupo Eulen, S.A, con un importe para la realización de la obra en la marquesina de la Plaza España de 98.377,48 euros. La rehabilitación, mediante la impermeabilización de toda la cubierta para reparar las goteras existentes y la instalación de una cobertura vegetal con sistema de riego incorporado en los laterales de la misma, tendrá limitaciones estructurales, ya que no es posible cubrir todo el vano.

 

La cubierta vegetal aumentará el aislamiento térmico de la estructura y, además, se resolverá el problema actual de recogida de aguas de lluvia de la cubierta a través de un sistema de canalones y bajantes, por lo que ya no caerá libremente por los laterales.

 

 La marquesina será un referente de integración de arquitectura y naturaleza y dotará a la zona de un nuevo aspecto más fresco y saludable, ya que supone recuperar, en parte, la plaza como espacio ajardinado, a la vez que alberga el mercado y el aparcamiento subterráneo.

Noticias relacionadas