Los puestos de la plaza de España de Valladolid se trasladan a la calle Muro a partir del 15 de enero por obras en la marquesina

El mercado de Plaza España. TRIBUNA

Esta ubicación provisional se utilizará durante unas cuatro semanas

El mercado al aire libre de frutas y verduras de la plaza de España se trasladará durante unas cuatro semanas a la calle Muro, junto a la plaza de Madrid, a partir del 15 de enero debido a la puesta en marcha de las obras de mejora y renaturalización de la marquesina con motivo del proyecto Urban Green Up.

 

El Ayuntamiento se reunió hace ya varias semanas con los representantes de los industriales de dicho mercado para darles información detallada de las actuaciones y acordar con ellos el lugar de reubicación provisional, ya que razones de seguridad impiden la circulación de personas bajo la marquesina mientras se llevan a cabo las obras, según ha informado el Consistorio de la ciudad en un comunicado remitido a Europa Press.

 

Como consecuencia de este traslado quedará reducido el espacio disponible para aparcamiento en la calle Muro pero sin afectar en ningún caso a los accesos de garaje existentes. Por otro lado, las obras en la Marquesina no van a afectar a las paradas de autobús de la Plaza de España ni de la plaza de Madrid.

 

El período previsto para esta ubicación provisional, teniendo en cuenta el plazo de la intervención en la vía pública y siempre que no lo impidan las condiciones meteorológicas, es de unas cuatro semanas.

 

La obra de la marquesina, que es una de las 42 acciones del proyecto Internacional Urban GreenUP y cuya ejecución correrá a cargo del grupo Eulen por un importe de 98.377,48 euros, tiene como objetivo mejorar su estructura y, además, contará con una cubierta vegetal que tapará el 45% de la superficie lo que supone recuperar, en parte, la plaza como espacio ajardinado, a la vez que alberga el mercado y el aparcamiento subterráneo.

 

Esta obra permitirá que la ciudad disponga de una infraestructura de vanguardia tanto desde el punto de vista técnico como estético. La capa vegetal cubrirá el 45% de la superficie debido a la capacidad de carga de la estructura metálica; la impermeabilización de toda la cubierta aumentará el aislamiento térmico, y además, se resolverá el problema actual de recogida de aguas de lluvia a través de un sistema de tuberías y canalones por lo que ya no caerá libremente por los laterales y que recogerá también el posible excedente de agua; el riego será automático por goteo. El sistema de control de la instalación se ubicará junto a la caseta actual que utilizan los comerciantes para uso común.

 

La marquesina será un referente de integración de arquitectura y naturaleza y dotará a la zona de un nuevo aspecto más fresco y saludable, ya que supone recuperar, en parte, la plaza como espacio ajardinado, a la vez que alberga el mercado y el aparcamiento subterráneo, detalla el Consistorio.

 

Por un lado, la infraestructura verde mejorará la calidad del aire, con la captura de CO2 y retención de partículas, e incrementará la biodiversidad urbana. Ambos aspectos aumentarán el bienestar y la salud del ciudadano, además de impulsar la actividad económica y el atractivo turístico de la zona.

 

Las especificaciones técnicas del proyecto han sido desarrolladas por Singular Green S.L., una compañía especializada en arquitectura de paisaje que trabaja en la integración de elementos naturales en la arquitectura urbana a través de jardines verticales, tejados verdes y otras infraestructuras verdes, socia también del proyecto URBAN GreenUP. La ejecución ha sido adjudicada a la empresa EULEN por un importe de 98.377,48 euros, añade el comunicado.

 

UN PROYECTO DE VANGUARDIA

 

El proyecto europeo URBAN GreenUP, cofinanciado por el programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, y del que el Ayuntamiento de Valladolid es socio beneficiario junto con 25 socios de nueve países.

 

Su objetivo es el desarrollo, aplicación y reproducción de planes de renaturalización urbana en varias ciudades europeas y no europeas, con el fin de mitigar los efectos del cambio climático, mejorar la calidad del aire y la gestión del agua, así como reforzar la sostenibilidad de las ciudades a través de soluciones innovadoras basadas en la naturaleza, explica el Ayuntamiento.

 

Coordinado por Cartif, este proyecto internacional incluye más de 40 actuaciones en la ciudad de Valladolid que lidera la Concejalía de Innovación, Desarrollo Económico Empleo y Comercio, a través de la Agencia de Innovación, con la colaboración de las de Planeamiento Urbanístico, de Movilidad y Espacio Urbano y de Medio Ambiente y Sostenibilidad.

 

TRANSFORMACIÓN URBANA

 

Otras acciones previstas para renaturalizar Valladolid con infraestructura verde son la instalación de toldos vegetales en la calle Santa María, el jardín vertical en la fachada de El Corte Inglés de Constitución, diferentes tipos de jardines verticales, en las plazas de Portugalete, Zorrilla y la Rinconada; cuadros modulares "verdes" en distintos espacios de la ciudad; un nuevo corredor verde urbano y la plantación de árboles y nuevas zonas ajardinadas.

 

Estas intervenciones innovadoras, basadas en la naturaleza e infraestructura verde, aportarán beneficios a los ciudadanos, entre los que se encuentra la reducción del efecto de isla de calor, la mejora de la calidad del aire, y la generación de diferentes focos de atracción turística que repercutirán en la economía de Valladolid, ciudad demostradora junto con Liverpool (Reino Unido) y Esmirna (Turquía), de URBAN Green UP, concluye el comunicado.