Los profesores de baile en pareja exigen poder abrir sus centros con el protocolo remitido a la Junta

Foto: Ritmo Latino

“El silencio administrativo nos sigue manteniendo atados de pies y manos”, afirma Jesús María García Parra
 

Los profesores de baile en pareja de Castilla y León pidieron a la Junta una respuesta al protocolo “exhaustivo” presentado hace un mes para poder abrir de nuevo sus centros, después de que otras comunidades ya hayan aprobado las medidas con las que pueden trabajar frente al Covid-19.

 

En un comunicado, el colectivo (standard y latinos) representado por Jesús María García Parra advirtió de las consecuencias que está teniendo la pandemia para su actividad. “Aquí en Castilla y León nuestras instituciones han hecho caso omiso a dicho protocolo, por lo que seguimos en muchos casos sin poder trabajar en nuestros negocios y ahora sin recibir ayuda alguna por parte del Estado”, denunciaron.

 

En algún caso particular, indicó que han recibido alguna comunicación de la Consejería de Sanidad en las que les indicaba que las parejas que convivan bajo un mismo techo si pueden bailar unidos, a pesar de que en el protocolo que ellos presentaron planteaban medidas para que puedan acudir a clase parejas sociales (novios, amigos, familiares).

 

“El silencio administrativo nos sigue manteniendo atados de pies y manos y cada vez son más las escuelas de baile que siguen cerrando sus puertas al no poder enfrentar más los gastos. Las parejas sociales suponen para nosotros entre un 75 y un 99 por ciento de nuestra facturación”, explicaron.

 

Finalmente, defendieron que la actividad es “aconsejada” por multitud de profesionales de la salud tanto física como psicológica. “Estamos encarando un periodo en el que estos beneficios son más necesarios que nunca, es por ello que también necesitamos dar a conocer nuestro compromiso con la sociedad”, concluyó.