Los Policías Municipales anuncian movilizaciones ante la "falta de acuerdo" con el Ayuntamiento de Valladolid

El sindicato SPPM pide la mejora de las condiciones laborales, sobre todo en lo relativo a la conciliación laboral, y una nueva estructura del servicio.

El sección sindical del Sindicato Profesional de Policías Municipales de Valladolid (SPPM) presionará al Ayuntamiento de Valladolid a través de un período de movilizaciones ante la "falta de acuerdo" dentro del grupo de trabajo constituido hace unos meses junto otros sindicatos con el Área de Personal del Ayuntamiento de la capital y la Jefatura de la Policía Municipal.

 

Según han informado fuentes del sindicato, en una asamblea extraordinaria celebrada este jueves, se ha acordado iniciar estas movilizaciones, aunque las acciones concretas se acordarán la semana próxima.

 

En un comunicado de prensa explican que el sindicato, que cuenta con unos 130 afiliados dentro de una plantilla de 400 agentes municipales, reivindica principalmente la mejora de las condiciones laborales, sobre todo en lo relativo a la adecuada conciliación laboral de todos los componentes del cuerpo.

 

También reclaman una nueva reestructuración del servicio "más adecuada" a las necesidades de la ciudad, algo en lo que insisten desde hace tiempo.

 

El equipo de Gobierno municipal constituyó el pasado mes de octubre con el SPMM y el resto de sindicatos -UGT, CCOO y CSIF-, pero según la sección sindical "en lo único que se ha trabajado es en la elaboración de una nueva relación de puestos de trabajo (RPT)", encaminada, según explican, a la consolidación, dentro del complemento específico, de unos conceptos retributivos que "por sentencia judicial están reconocidos".

 

Por ello, la sección sindical, con el apoyo de sus afiliados, expresado en la asamblea de este miércoles, ha decidido iniciar movilizaciones para tratar de llegar a algún acuerdo "satisfactorio para ambas partes" con los representantes del equipo de Gobierno.

 

Cabe recordar que en los últimos días, el SPMM, al igual que otras organizaciones con representatividad en el sector, han dado a conocer al equipo de Gobierno su malestar por las declaraciones en las que el alcalde, Óscar Puente, discrepó del criterio de los agentes de la Policía Municipal que identificaron a tres activistas feministas que pegaban carteles de llamamiento a la Huelga del 8 de marzo en el mercado de Las Delicias.

Noticias relacionadas