Los periodistas de Valladolid alertan del retroceso de la libertad de prensa

Hoy 3 de mayo se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa en el que se destaca, como negativo, los actos vandálicos contra medios en Cataluña, la reforma de RTVE que no llega, la Ley Mordaza, la precariedad salarial, y el acoso a las periodistas.

Los periodistas de Valladolid han condenado en este 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, el retroceso en la libertad de expresión en España así como la precariedad salarial que vive el oficio y que reduce su "valor como baluarte que es de la democracia".

 

Así lo ha expresado la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) a través de un manifiesto, leído en Fuente Dorada, que en primer lugar hace referencia a la tensión en Cataluña donde "sectores radicales de independentistas y de ultraderecha han aprovechado para cometer actos vandálicos contra medios opuestos a sus tesis".

 

Los periodistas también han puesto énfasis en "la proliferación de noticias falsas" que buscan vaciar de contenido los derechos de la libertad de prensa y libertad de expresión, y en el mantenimiento de la 'Ley Mordaza' que "sigue castigando el ejercicio libre del periodismo", como pone de manifiesto que en 2017 "varios periodistas y fotorreporteros han sido sancionados cuando cumplían en espacios públicos su misión de garantizar el derecho de información de los ciudadanos".

 

 

En las reivindicaciones de los profesionales  de la comunicación también se ha incluido el "peligro" que supone que los periodistas estén sometidos a "contratos precarios, con salarios que impiden avanzar en un proyecto de vida o, mucho peor, cuando se les humilla con ofertas de empleo sin remuneración". Según datos de la FAPE, en la última década se han perdido 12.200 empleos en el sector, "una destrucción que no está cerrada" recuerdan. La precariedad conduce a "extender el miedo a perder el empleo, lo que reduce la capacidad de los periodistas para resistir las presiones" y, como consecuencia, "se pierde libertad, independencia y credibilidad".

 

Además de mencionar la incompleta "reforma de RTVE para asegurar la pluralidad en el ente" desde la FAPE han incidido en la "desigualdad salarial entre hombres y mujeres" así como "los casos de acoso a las periodistas en el trabajo, en las redes, y por parte de la fuentes".

 

Por último se ha recordado a los 82 periodistas asesinados en el mundo en 2017, con México a la cabeza (13 casos), y se ha criticado a los gobiernos por no actuar "con diligencia para esclarecer los crímenes".