Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

Los parques eólicos que traen riqueza a los Montes Torozos en Valladolid, pero no frenan la despoblación

Los agricultores que reciban un molino en sus tierras recibirán 50 céntimos de euro por cada metro ocupado

El compromiso de la sociedad con el Medio Ambiente sigue aumentando cada día que pasa. Cada vez, la población está más concienciada con la necesidad de cuidar nuestro planeta para poder mantenerlo vivo, y que las generaciones venideras no tengan que, como se plantea en multitud de películas de ciencia ficción, buscar otro mundo en el que habitar.

 

Es por ello que desde las instituciones se está realizando una apuesta clara por las energías renovables como fuente de sustento de las necesidades del ser humano, con inversiones millonarias para lograrlo. Una de esas inversiones ha llegado a la provincia de Valladolid; concretamente a la comarca de Montes Torozos, donde la energía eólica ha proporcionado a los Ayuntamientos de trece municipios más de 17 millones de euros.

 

El procedimiento se ha seguido según lo estipulado, y la Junta de Castilla y León ha aprobado la creación de 14 parques eólicos, que posteriormente han sido ratificados adecuadamente por los distintos ayuntamientos. En Valverde de Campos, aseguran que les “ha tocado la lotería”. En su municipio han ‘caído’, como si de premios del sorteo extraordinario de Navidad se tratasen, 27 molinos, lo que supone más de 2.200.000 euros que han servido para saldar las deudas que el consistorio tenía y a las que no podía hacer frente.

 

Además no solo el Ayuntamiento ha visto cómo le insuflaban una bocanada de aire en forma de billetes, sino que los agricultores en cuyos terrenos se hayan tenido que instalar esos molinos han recibido un total de 50 céntimos por metro cuadrado ocupado, lo que reporta, “en torno a 7.800 euros por molino”.

 

También habla la alcaldesa de Torrelobatón, Natividad Casares. La localidad que ella regenta ha recibido tres parques eólicos, lo que supone un total de 14 aerogeneradores en sus fronteras. Un dinero que “permite bajar los impuestos y dar mejores servicios a los vecinos. Los pueblos de la comarca de Torozos –gracias a este dinero- no están endeudados, hay ingresos por parte de los parques eólicos que permiten saldar esa deuda, pero sigue estando el problema de la despoblación”.

 

Una disyuntiva ante la que Casares se muestra “muy escéptica, las personas viven donde quieren, por el hecho de decir que se vengan a los pueblos no van a venir, hay que cambiar de mentalidad”, señala.

 

La Diputación de Valladolid como asesora

 

El proceso de licencias a la hora de establecer estos parques eólicos es muy complejo. El primer visto bueno depende de la administración regional. La Junta de Castilla y León debe autorizarlos, para que posteriormente sean los municipios los que redacten y firmen las licencias de ejecución.

 

Se debe, además, desde cada ayuntamiento, redactar informes de proyectos en competencia, condicionados técnicos, autorizaciones de uso excepcional de suelo rústico, de ocupación de caminos públicos de titularidad municipal, declaraciones de impacto ambiental… Una gran cantidad de documentación que municipios pequeños como estos no tienen la capacidad de afrontar.

 

Es por ello que desde la Diputación de Valladolid, concretamente desde el Área de Asesoramiento Local, se han organizado charlas y cursos con los técnicos de los ayuntamientos para exponer toda la documentación necesaria para no caer en la ilegalidad, así como explicar cómo debe ser cumplimentada.

 

En algunos casos, además, las labores se han realizado desde los propios servicios técnicos de la institución provincial, debido a la falta de recursos de los municipios destinatarios de los parques eólicos.

 

Proyectos eólicos en Castilla y León

 

El proyecto de la filial de renovables de Naturgy en Castilla y León, que suponen una inversión de alrededor de 300 millones de euros, comprende la construcción de 9 parques eólicos ubicados en 16 municipios de las provincias de Burgos, Valladolid y Zamora: Barruelo del Valle, Berceruelo, Castrodeza, Castromonte, Olmillos de Castro, La Mudarra, Losacio, Medina de Rioseco, Montejo de Bricia, Santa Eufemia del Barco, Torrecilla de la Torre, Torrelobatón, Valdenebro de los Valles, Valverde de Campos, Velilla y Villasexmir.

 

Estos parques, que crearán aproximadamente 1.000 puestos de trabajo durante sus diferentes fases de construcción, tendrán una potencia conjunta de más de 300 megavatios y producirán alrededor de 950 GWh al año, equivalentes al consumo eléctrico anual de 380 mil viviendas, el 24% de las totales de Castilla y León.