Los paralelismos entre las pandemias de la gripe ‘española’ y el coronavirus en Valladolid

Famosa fotografía en un hospital de Kansas afectado por la llamada gripe española.

La Junta provincial de Sanidad declaró la epidemia de gripe en Valladolid el 27 de septiembre de 1918 y casi 100 años después, el 27 de febrero de 2020, se registró el primer caso de COVID

Es evidente que cada pandemia tiene su historia, tratamiento, avance y, por suerte, desaparición. Del COVID19 está todavía por escribirse este último capítulo y no es fácil saber cómo de largo será el libro, pero lo que sí está claro es que ya pueden encontrarse ciertos paralelismos entre enfermedades, también en Valladolid. ¿Recuerdan la gripe ‘española’, verdad? Por supuesto, ya que ha sido otra de las grandes crisis sanitarias del mundo contemporáneo.

 

Efectivamente, también pueden hallarse parecidos entre el actual coronavirus y la llamada gripe apodada ‘española’ de manera injusta, ya que hay reconocimiento de que nació en Kansas, Estados Unidos. Simplemente se le puso ese inválido apellido porque en nuestro país se informaba sin ningún temor de ella y se llegó a pensar casi sin ningún fundamento real que se había incubado aquí.

 

¿Pero cuáles son los paralelismos entre COVID y gripe que podemos hallar en Valladolid? La Junta Provincial de Sanidad declaró la epidemia de gripe en nuestra provincia el 27 de septiembre de 1918 y casi 100 años después, el 27 de febrero de 2020, se registró el primer caso de COVID.

 

La pandemia de la gripe, que terminó con la vida de entre 50 y 100 millones de muertos en todo el mundo, entre un 2,5-5% de la población, tuvo ciertas recomendaciones para evitar contagios. En muchos países se prohibió escupir, se echó el cierre a cines, teatros y en algunos incluso las escuelas, si bien se mantuvieron abiertos los espacios religiosos. Hubo restricciones para evitar aglomeraciones y se impuso el uso de mascarillas. ¿A que le suena de algo?

 

Pero volviendo a Valladolid, el mensaje emitido por la Junta Provincial de Salud era muy claro: "Siendo un hecho de observación comprobado que el único preservativo de contagio de la gripe depende de la incomunicación de los sanos con los enfermos y mucho más con los convalecientes (…), como asimismo que las reuniones y aglomeraciones públicas son la principal causa de la propagación epidémica de dicha enfermedad, queda terminantemente prohibido en los pueblos contaminados toda clase de fiestas y espectáculos de carácter público en espacios mal ventilados". ¿A que cada vez le suena más el cuento?

 

El doctor García Durán, jefe de salud de Valladolid, explicó cómo la enfermedad pareció llegar a la provincia tras la celebración de San Antolín en Medina del Campo. Aquí la historia es distinta, claro. Seguro que se acuerda. Nos remontamos al pasado 27 de febrero de este mismo año, 2020, días antes de que estallara la bomba del coronavirus.

 

Empresa Cidaut, en Boecillo. Un ingeniero iraní que se encontraba de visita empieza a ofrecer síntomas de enfermedad, se le realiza la prueba… y efectivamente. Positivo en COVID. Era solo el principio del fin en Valladolid, el primero de más de 12.000 casos ya registrados, con cerca de 500 fallecidos solo en hospitales hasta el día de hoy. La conclusión que podemos sacar de todo esto es que todas las pandemias tienen ciertos parecidos, pero como nota positiva que también comparten un final.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: