Los Pajarillos protesta contra los narcotraficantes para "dar un toque de atención" a jueces y Policía

A.MINGUEZA

Varios centenares de vecinos salen a las calles para, a ritmo musical, avisar a quien mueve la droga de que estarán vigilando, y pedir a los agentes que no permitan el menudeo.


 

Varios centenares de personas se han manifestado este martes 8 de noviembre por las calles del 29 de octubre, en el barrio de Los Pajarillos, en contra de los narcotraficantes y para pedir a las fuerzas policiales que actúen. Una reivindicación promovida por la 'Coordinadora contra el narcotráfico, la corrupción y la especulación' que se lleva movilizando desde 2003 para acabar con el clima de violencia en esta zona de Valladolid.

 

Hace 13 años esta plataforma se reunía de forma semanal cada martes, los viernes de cada dos semanas, y algunos domingos. Todo para pedir el fin del narcotráfico. Según cuenta Agustín Raposo, "desde 2003 a 2006 no se podía andar por las calles, había agresiones continuas, incluso la Policía nos agredía a nosotros como si fuéramos los malos. Después hubo un cambio en los mandos de la Policía, se fomentó la colaboración entre el cuerpo y los vecinos, y logramos detener a los narcotraficantes", recuerda al repasar uno de los objetivos de la Coordinadora. "La Policía capturó a los narcos, nos personamos como acusación particular, y logramos meterlos en la cárcel. El barrio se apaciguó, las calles eran nuestras de nuevo. Se había conseguido gran parte de los objetivos, aunque no todos porque seguía habiendo trapicheo" analiza.

 

¿Y qué ha llevado a la Coordinadora a, diez años después, volver a las calles? "No se puede consentir que lo se ha ganado se eche por tierra. Esto es un toque de atención a la Policía, para que haga lo que tiene que hacer. No pedimos más que eso, que estén atentos, aquí se vende droga y eso es ilegal. Pedimos que persigan la ilegalidad. No queremos volver al 2003 y por ello estamos dando un toque" explica Aurelia Fernández, presidenta de la Coordinadora.

 

"Hemos visto que vuelve a repuntar el tema de la droga -incide Agustín- y hemos querido salir para dar un toque también a los narcotraficantes". Una llamada muy directa ya que durante el recorrido por el 29 de octubre los manifestantes lanzaron mensajes asegurando que "cada vecino será un espía" atento al tráfico de droga para "denunciar" todo lo que se vea, y pidiendo abiertamente que se "marchen los narcotraficantes" al mismo tiempo que requerían a la Policía que los detuviesen.

 

Mientras tanto, apenas había respuesta desde las viviendas. Anecdóticamente, desde alguna ventana se increpó a los manifestantes, pero la mayoría simplemente contemplaban con indiferencia la comitiva, y algunos pocos eran sorprendidos mirando con la persiana medio bajada el paso de los manifestantes. Todo el paso fue acompañado por varios agentes de la Policía Municipal.

 

"Sabemos quienes son"

 

Los convocantes insisten en que la finalidad de la marcha es dar un toque de atención. "Evidentemente sabemos quienes son, y creemos que la Policía también lo sabe. Pero hay tantas dificultades... imaginamos que la Policía hace un seguimiento, pero para que haya un registro tiene que autorizarlo el juez, y esto es complicado. Queremos que las autoridades judiciales y policiales se mojen más y atiendan las reivindicaciones de los vecinos" reclama Agustín.

 

Por último, desde la Coordinadora quisieron poner en valor al barrio vallisoletano. "En el 29 de octubre hay mucha marginalidad, es la zona más conflictiva. Por lo demás, Los Pajarillos es un barrio normal, pacífico, de gente trabajadora. Estamos muy orgullosos de los vecinos".